Ibagué, ciudad turística y cultural: el reto continúa (parte II)

En materia de Turismo la actualización de la “Visión Tolima 2025” retoma lo inicialmente planteado en el año 2005: Diseñar e implementar el producto turístico “Ibagué Ciudad Musical” e “Ibagué, capital andina de Derechos Humanos”, reconociendo que en el Tolima este sector no se ha impulsado ni eficaz ni eficientemente, resaltando sólo los esfuerzos y las acciones institucionales del Gobierno Departamental que llevaron a la creación de la Secretaría de Turismo del Tolima y la Corporación de Turismo del Tolima.

Lamentablemente estos esfuerzos gubernamentales seguirán siendo infructuosos en nuestra ciudad si no se logra una adecuada articulación entre Departamento y Municipio, la participación efectiva de todos los actores y promotores que con mucho esfuerzo y dedicación siguen apostándole al turismo receptivo, como aporte al desarrollo de esta vocación en la capital Tolimense y la superación de las principales debilidades y desventajas que hoy afrontamos como son: la ausencia de claridad de los Gobiernos frente a sus actuaciones e inversiones en materia cultural y turística; el deterioro del patrimonio histórico, cultural y arquitectónico; claro desconocimiento de los bienes culturales, la diversidad biológica, la flora y la fauna nativa que están sufriendo una alta depredación; ausencia de cultura y educación turística de la comunidad; alta informalidad; redes viales secundarias y terciarias en regular estado; inexistencia de adecuada señalización turística; insuficiente cobertura de los servicios básicos, entre otras.

El gran reto para Ibagué es y seguirá siendo la identificación de los productos “bandera” que permitan hacer interesante y llamativo visitar nuestro municipio y, por supuesto, el fortalecimiento de los mecanismos para vender este producto a nivel nacional e internacional. Aunque se siga promoviendo como evento cultural “ancla” el Festival Folclórico Colombiano, y gran parte del presupuesto para la cultura se destinen para el mismo (cerca de $2.000 millones de pesos para ser un poco más exactos), en el escenario artístico y cultural de nuestra ciudad desde hace más de una década se viene abriendo paso manifestaciones artísticas como el Rock, el Reggae, el Hip-Hop, el Metal, el Rap, el break dance, el Grafiti, el teatro, las artes plásticas, los performance, la cuentería y un sinnúmero de festivales, encuentros y actividades que con muy pocos recursos y gracias a la difusión lograda principalmente a través de los medios de información alternativos, portales culturales en internet y redes sociales, convocan gran cantidad de consumidores de estos productos e incentivan el desarrollo de esta industria que aunque precaria aún, reclama a gritos salir de los estudios y “visiones” y garantizar su inclusión en las políticas públicas gubernamentales.

Este seguirá siendo el reto si queremos ser una ciudad competitiva en materia de cultura y turismo, y mas allá de los estudios y las construcciones colectivas de región sobre estos temas, y los esfuerzos para desarrollar eventos de música clásica como los recientemente desarrollados, basta sólo con indagar a nuestros artistas locales para reconocer que el proceso de construcción apenas está comenzando.

No se trata de desconocer nuestras raíces y tradiciones culturales, se trata de aceptar que Ibagué es una ciudad donde hoy la multiculturalidad hace parte de la cotidianidad, y que por ello se hace indispensable garantizar la distribución equitativa y justa de los recursos públicos destinados para el arte, la cultura y el turismo, los cuales, por supuesto, deberán aumentarse y ser proporcionales si queremos en el corto, mediano y largo plazo consolidar el producto turístico “Ibagué Ciudad Musical”.

P.D. Deseamos de todo corazón a nuestros lectores una Feliz Navidad y un próspero año 2015.

Comentarios