Una nueva baraja para la economía

Definitivamente el año que comienza se va a caracterizar por el replanteamiento de los planes económicos del gobierno, comenzando por el precio del petróleo, que ha pasado de 120 dólares a 60, teniendo en cuenta que por un dólar que caiga el crudo, el país pierde 420.000 millones; y el valor del dólar, con una revaluación que supera el 23 por ciento, obligan a echar nuevamente las cartas en materia del comportamiento económico, donde hay que agregar una expectativa de mayor gasto por la financiación del posconflicto, teniendo en cuenta que Fedesarollo ha advertido que aún con la reforma tributaria, el hueco fiscal será de 10 billones.

Lo primero que se va a afectar es el renglón de las regalías, y ahí que se tengan todas las regiones beneficiarias, pues los recursos estimados no van a llegar y muchos de los programas diseñados tendrán que desacelerarse. Por otro lado, las utilidades de Ecopetrol van a abrir un boquete fiscal que significará la reducción de muchos esquemas de inversión.

Ya precisamente esa empresa anunció el aplazamiento de varias obras, entre las cuales se encuentra lamentablemente la ampliación de la Refinería de Barrancabermeja. También el director de Planeación Nacional ha dicho que como se ha establecido la prioridad para el Metro para Bogotá, habrá que aplazar otras inversiones en el resto del país debido a la expectativa de menos recursos.

No queremos pregonar un panorama tremendista, pero una dependencia del 30 por ciento de los ingresos por cuenta del petróleo, obliga a cambiar los estimativos y a fijar prioridades, en donde las presiones de las regiones se van a hacer sentir a la hora de fijar el gasto.

No podemos perder de vista también que países compradores de Colombia y productores de petróleo, van a verse forzados a recortar las compras y nuestras exportaciones se van a ver interferidas.

Por otro lado, todo lo que dependa de las importaciones, a un dólar sobrevalorado, va a tener un impacto notorio que se va a ver reflejado en todas las empresas que tengan que importar maquinaria, insumos o tecnología.

Son situaciones que en verdad pesan en el panorama económico y que lo harán más difícil y de manejos más complejos a la hora de actuar y fijar proyecciones.

Comentarios