Marihuana medicinal

La plenaria del Senado de la República inició el debate sobre nuestro proyecto de Marihuana Medicinal. El nuevo proyecto de ley, incluye importantes cambios en relación con su versión anterior, atendiendo las inquietudes de algunos ciudadanos. Una de las modificaciones más sobresalientes fue la relacionada con el monopolio del Estado. El nuevo proyecto, consagra que el Estado asumirá el control y la regulación de todas las actividades relacionadas con el cannabis y sus derivados y que para promover el conocimiento científico de esta planta nativa, realizara proyectos de investigación, protección y tecnificación de las variedades de estas plantas.

Con esta medida, no solo se impide hacer de actividades como la plantación, un negocio lucrativo, sino también se establecen mecanismos estrictos de control para evitar el riesgo de desviación de insumos o recursos, hacia organizaciones criminales. Otro de los grandes cambios del nuevo documento, es el relacionado con la promoción del conocimiento ancestral de nuestros grupos indígenas y afrocolombianos.

Así, desde una perspectiva de uso científico de la planta, la nueva propuesta le permite al Gobierno nacional suscribir convenios con resguardos, territorios indígenas y consejos comunitarios para la plantación, cultivo y producción del cannabis con el fin de conocer, mejorar y promover las técnicas orgánicas de cultivo de especies, como lo son la “Sierra Gold”, “Punto Rojo” y “Corinto”. Esta modificación, además de generar investigaciones sobre estas variedades, potencializara sus virtudes curativas, y permitirá producirlos a mayor escala de manera saludable y ambientalmente sostenible.

Finalmente, y teniendo en cuenta la necesidad de varios ciudadanos de incluir un componente pedagógico que permita educar, concientizar y prevenir sobre los riesgos para la salud del uso medicinal del cannabis, el nuevo proyecto de ley crea la obligación para el Ministerio de Educación Nacional de expedir una política de prevención en el ámbito escolar, con el objetivo de difundir y concientizar sobre los riesgos, efectos y daños potenciales de su uso.

No perdamos de vista el objetivo central de este proyecto, permitir el acceso seguro, informado y lícito del uso científico y medicinal del cannabis en Colombia, por eso, esperamos que este Congreso pueda superar sus prejuicios y los procesos legislativos basados en el miedo; para asumir el desafío de explorar las causas de fondo de nuestras preocupaciones, resolverlas desde la ciencia, y aproximarse a este tema con madurez y desde un corazón compasivo.

Senador

Comentarios