El país y papacho

Tal como pinta el debate electoral todo parece indicar que solo va a servir para una rotación de ladrones, para incrementar el poder de los narco-para-políticos y para hacer más intensa la polarización entre los colombianos tan carentes de líderes que piensen más en el bien común que en el propio. También va a servir para seguir viendo al presidente que dice querer la paz mientras legisla para perpetuar el conflicto y da saltos de loca con escopeta de fisto disparando contradicciones y sin sentidos por todos lados. Atrás no se quedan su minístrico, sus ministros y los dizque superministros guaqueando votos.

Su antiguo socio con el tic alborotado esperando que sus soldaditos rasos conquisten laureles de generales en retiro. Posiblemente por conquistar alguno de esos fue que se bajó por el palo del gallinero para proponer, a través de la paloma, dividir el Cauca en dos departamentos, uno para los de su clase y el de los indígenas, y por estos lados sus amigos se quedaron esperando su propuesta de dividir el Tolima en tres lotes. El de los narco-para políticos, el de los Laserna y el de los demás. La propuesta del Tolima se hubiera perdido en el Magdalena, como va a ocurrir con el billonario chanchullo de obras irrealizables, sin diseños adecuados y sin tener en cuenta sus habitantes.

Pero por aquí seguimos engolosinados con la corrupción, los carruseles folclóricos y de patrimonio y la ceremonia cultural para la inauguración de los juegos atléticos. Por los lados del Cauca por lo menos y gracias a la paloma cagona, se acordaron de Manuel Quintín Lame conducido por las calles de Popayán por un grupo de policías, amarrado de píes y manos, cuando se atravesó el Maestro Valencia e hizo detener la marcha, y en un gesto de valor arremetió a bofetadas contra el defensor de la tierra de los indígenas. Muy normal la propuesta de Paloma Valencia Laserna, pero mejor el anuncio de la visita de Papacho.

Papacho tiene posiciones muy claras sobre temas sociales muy relacionados con la situación del país. Sugeriría una mirada a algunos temas que preocupan al Pontífice y ver hasta donde tiene Colombia realizaciones reales para mostrarle:

* “La inequidad genera tarde o temprano una violencia que las carreras armamentistas no resuelven ni resolverán jamás. Solo sirven para pretender engañar a los que reclaman mayor seguridad, como si no supiéramos que las armas y la represión violan más que aportar soluciones, crean nuevos y peores conflictos. …Esto se vuelve todavía más irritante si los excluidos ven crecer ese cáncer social que es la corrupción”.

* “Las reivindicaciones sociales, que tienen que ver con la distribución del ingreso, la inclusión social de los pobres y los derechos humanos no pueden ser sofocados con el pretexto de construir un consenso de escritorio o una efímera paz para una minoría feliz. La dignidad de la persona humana y el bien común están por encima de la tranquilidad de algunos que no quieren renunciar a sus privilegios”.

* “(…) hasta que no se reviertan la exclusión y la inequidad dentro de una sociedad y entre los distintos pueblos será imposible erradicar la violencia. Se acusa de violencia a los pobres y a los pueblos pobres, pero sin igualdad de oportunidades, las diversas formas de agresión y de guerra encontrarán un caldo de cultivo que tarde o temprano provocará su explosión”.

+*+. La Coral Ciudad Musical le Canta a la Vida el jueves 9 de abril, a partir de las 8 p.m. Un evento de carácter nacional coordinado con el Centro de Memoria Histórica. Parte de la memoria musical de la violencia y la reconciliación y una demostración que la cultura es importante en todo proyecto con la comunidad.

Comentarios