Colombia, 365 días conmemorando los Santos Inocentes

28 Dic 2017 - 3:01am

Colombia, 365 días conmemorando los Santos Inocentes

Publicada por
HÉCTOR JOSÉ GALEANO DAVID
Autor:

Los pueblos católicos, conmemoran el “Día de los Santos Inocentes”, en honor a los niños asesinados por el emperador Herodes, quien de acuerdo con lo descrito en las escrituras buscaba al hijo de Dios para darle muerte.

En España y algunos países latinoamericanos, la fecha, ha sido utilizada para realizar todo tipo de bromas o “inocentadas”. También, los medios de comunicación se han otorgado una licencia, para salir de la rutina diaria y producir todo tipo de noticias falsas o tergiversadas.

La realidad del mundo actual pareciera evidenciar una constante conmemoración de los inocentes. Proliferan frecuentemente, comentarios de líderes nacionales y globales, solo concebidos por mentes bufonescas muy calificadas para producir noticas falsas.

Un ejemplo, fue la declaración del presidente de los EE.UU., afirmando con desfachatez, que el recalentamiento global era una mentira y excluyó a su país de los Acuerdos de París.

Colombia, el autoproclamado ”país del Sagrado Corazón” no podía quedarse atrás y por su arena política, circundan todo tipo de especímenes, que con sus comentarios hacen palidecer la labor del famoso sitio web, conocido como Actualidad Panamericana o cualquiera de los noticieros que el veintiocho, muestran las más graciosas equivocaciones de sus presentadores, periodistas e invitados.

Sin duda, la congresista María Fernanda Cabal, se destaca con honores. No obstante que se hace complicado seleccionar sus más destacadas “inocentadas”, las declaraciones sobre la URSS y la masacre de las bananeras le otorgan un sitial privilegiado en el país de la inocencia.  

Por su parte, son casi insuperables, las numerosas bufonadas del ex procurador Ordóñez, quien critica la corrupción, sin embargo, la historia recordará la manera como corrompió el Ministerio Publico, hasta sus más profundos cimientos. Sin duda, su mejor hit, lo tuvo al narrar con orgullo el perfil pedagógico que le dio a la quema de libros realizada en sus años mozos. Tremenda paradoja, en los países desarrollados, uno de los mejores actos pedagógicos, es y será leer a nuestro premio Nobel, a quien por cierto la excelsa figura de Cabal, lo envió al infierno.

Por supuesto, no se puede dejar por fuera al expresidente Pastrana, hijo de Misael, recordado por una elección que rompió completamente las predicciones de los mejores estadísticos. El país se durmió con Rojas como mandatario y amaneció, luego de un “misterioso” apagón, con el último presidente del Frente Nacional. 

Por su parte, su hijo, expresaba constantemente un absoluto repudio a su sucesor, al que señaló, de las más graves acusaciones y recientemente, a la usanza de un veintiocho de diciembre, anunció sin un ápice de vergüenza, su alianza con Uribe para subir a un presidente que sane lo que ellos pudrieron.

Y como en una cata de vino, queda para el final el “mejor” de todos: Uribe Vélez. El hombre que hoy pide mejorar las condiciones de los trabajadores y en su gobierno, abolió las horas extras. O a gritos exige bajar impuesto y en sus fatídicos ocho años, incrementó el IVA hasta un 16%. Es el mismo que habla de violación a la Constitución y desde la Casa de Nariño, ultrajó la Carta Magna, buscando al mejor estilo Castro-Chavista, perpetuarse en el poder.

Hoy, día de los Santos Inocentes, con vergüenza debemos reconocer que Colombia, vive inmerso en 365 días en los cuales, las mentiras, tergiversaciones y la posverdad son el pan de cada día, lamentablemente, los protagonistas no buscan hacer reír, solo propugnan, igual que Herodes, perpetuarse en el poder. 

@hgaleanodavid

Analista Internacional

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.