Cuesta abajo

13 Sep 2019 - 3:01am

Cuesta abajo

Publicada por
CAMILO A. GONZÁLEZ P.
Autor:

Narra la mitología que Sísifo, fundador del reino de Corinto, era muy astuto, ambicioso y mañoso. Fue testigo del rapto de una ninfa por Zeus y utilizó este secreto, para que Asopo dios de los ríos y padre de la ninfa, -a quien estaba buscando- le diera una fuente de agua dulce a Corinto. Zeus se encolerizó y envió a Tánatos, para que lo matara, pero Sísifo amablemente lo invitó a cenar y arteramente lo hizo prisionero.

Entonces, como en la novela de José Saramago, Las Intermitencias de la Muerte, ya nadie moría, situación que enfureció a Hades, dios del inframundo, quien exigió a Zeus una solución. Zeus le ordenó a Ares dios de la guerra, liberar a Tánatos y dar muerte a Sísifo, quien previamente le hace prometer a su mujer que no le celebrara honras fúnebres, orden que cumple cabalmente. Ya en el Inframundo, Sísifo empieza a quejarse frente a Hades de la ofensa que supuestamente le hizo su esposa. Ante su insistencia Hades lo devuelve a la vida, para que la reprenda.

Sísifo, como Santrich, -para regresar al candente presente después de este largo relato mitológico- aprovechó para volarse. Iracundos Zeus y Ares le impusieron un castigo ejemplar: subir una roca por una montaña empinada y cuando ya alcanzara la cima, la roca caía al valle, teniéndola que subir otra vez. . . eternamente.

Colombia parece condenada como Sísifo a cargar una roca buscando la paz. Cuando creemos que al fin coronamos, caemos. Han sido varios los procesos de paz, pero nunca la hemos logrado. Cuando nos acercamos a la cima, por múltiples circunstancias, nos desbarrancamos otra vez.

Es lo que está sucediendo.

Así lo consideran estudiosos del tema, como la Fundación Paz y Reconciliación, que nos previenen sobre los leños ardientes del conflicto: El rearme: que marca un apartamiento del proceso de paz, a partir de las decisiones de las antiguas Farc, a partir del ambiente creado por parte del gobierno Duque. El Eln: Santos dejó una mesa con una perspectiva de acuerdo de cese bilateral de hostilidades en un 80%. El gobierno puso unas condiciones y entretanto pasaron seis meses hasta el atroz atentado en la Escuela de Policía.

El Clan de Golfo: se encontraba debilitado y divido, no se continuaron, en este gobierno, las acciones para someterlo y se fortaleció. La frontera con Venezuela: Maduro reacciona contra Duque apoyando actores armados en respuesta a su propósito de sacarlo del poder. Las regiones a las que nunca llegó la paz como el Catatumbo y el Cauca, siguen sin soluciones efectivas. Las rocas subidas, vuelven a caer. Vamos dolorosamente, otra vez, cuesta abajo.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.