El Referéndum por las vacas y elecciones a la Presidencia

Hace poco vi en un canal de TV europeo que en Suiza un granjero llamado Armin Capaul organizo un referéndum popular para que los ciudadanos vayan a las urnas a decidir si se prohíbe cortar los cuernos de las vacas; para esta labor el granjero Capaul logró conseguir 150.000 firmas a pesar de tener en contra a la asociación de campesinos y al gobierno; este granjero aduce que las vacas sufren cuando les queman la base de crecimiento de sus cachos, el 90% de las terneras se les quitan los cuernos, el señor Armin Capaul desea una política agraria con mayor respeto por la naturaleza. Por lo tanto, 5 millones de suizos irán a las urnas y según la nota de TV parece que tendrá éxito a pesar de que sus opositores alegan que este proceso costará 30 millones de francos suizos.

Si comparamos con nuestra realidad nacional tal vez alguien pueda decir que eso es mucho nivel de desocupe y una pérdida de tiempo, pero la verdad es que este tipo de consultas al constituyente primario es pan de cada día en Europa; seguramente cuando estos países como Suiza han logrado superar un montón de barreras de calidad de vida, les queda tiempo para discutir una gran variedad de temas y su democracia se lo permite.

En Colombia recientemente la consulta anticorrupción que promueve la senadora Claudia López y la representante Angélica Lozano sobre 7 mandados Anticorrupción, no logró su aprobación en el Congreso de la República, trámite necesario para que el Ejecutivo convocara a las urnas y se respete la solicitud de más de cuatro millones de firmantes.

Vi la transmisión por TV de este evento, primero casi 30 impedimentos presentados por los senadores, duraron tres horas votando uno a uno y luego adujeron que se trataba de oportunismo político, que esta consulta se quedó corta, que no acaba la corrupción, y que varias de las iniciativas de esta consulta ya estaban en las normas colombianas vigentes, y otras cosas más, todo para impedirle a los ciudadanos, el constituyente primario, que vaya a las urnas y con su voto dé un mandato claro y preciso sobre las siete iniciativas para combatir la corrupción. La aprobación para ir a las urnas finalmente se aplazó.

Se estima que este país lo administra a su antojo 54 familias poderosas, estamos a pocas semanas de la elección de Presidente de la República y según las encuestas la cosa parece que esta entre el representante del expresidente Uribe y el exalcalde de Bogotá Gustavo Petro. Estos dos los más polarizadores y al mismo tiempo los más parecidos en sus procedimientos frente a las multitudes de animados votantes.

¿A quién le conviene esta polarización? A ellos mismos, la existencia del uno justifica al del otro, y ellos (Uribe y Petro) lo tienen muy claro, porque según Foucault “Donde hay poder hay resistencia” y es evidente que Uribe representa a los mismos de siempre, a esas familias poderosas que menciono y Petro a los olvidados, a la población “víctima” de los poderosos.

Nuestra democracia está en construcción, hay una parte de la población que ha entendido que hay que salirse de esa polarización y combatir los urgentes problemas de la sociedad colombiana, quien quita, que cuando maduremos como país estemos discutiendo asuntos similares a los de los cuernos de las vacas en Suiza; por ahora, la alternativa a esa pelea absurda Uribe-Petro puntea de tercero en las encuestas a la presidencia.

El poder necesita de la resistencia para poder ejercerse, tenemos la tarea de no ser la resistencia que el poder necesita.

#TodavíaSePuede.

axfgt@msn.com

Comentarios