17 Jul 2019 - 3:01am

El espectáculo como ruta para llegar al poder

Publicada por
ALEX GRANADOS TRUJILLO
Autor:

Es muy preocupante y triste ver las noticias sobre la ciudad de Ibagué, no importa el mes y el año en el que se consulte a la prensa, los temas son los mismos, nada cambia para mejorar de manera importante y trascendental.

Siempre los mismos temas, que el desempleo, la informalidad, la pobreza, los trabajos mal pagos, la mediocridad de los gobernantes, los escenarios deportivos, la falta de cultura por parte de los ciudadanos, etc., etc.

En las elecciones pasadas apoyé como muchos saben al actual alcalde, con la esperanza que, pasáramos la página del hoy preso Luis H. Rodríguez y asociados. Pero ya todos sabemos que Guillermo Alfonso Jaramillo No estuvo a la altura y no tuvo el coraje y la valentía de separarse de quienes dominan esta ciudad detrás del telón.

Se debe reconocer que hizo algunos intentos por presentar a la ciudad como una sociedad pluralista, social y liberal, pero como ya dije, el saliente alcalde no estuvo a la altura de las circunstancias, fuimos robados con nuestro voto, pero por otro lado, creo que un resultado electoral distinto en 2015 hubiera sido algo peor.

Están definidos los candidatos para el próximo periodo, y a ninguno le creo, a todos los veo en el mismo triste, pobre, aburrido y predecible discurso, que honestamente me da pereza repetir en este texto, el lector sabe muy bien a que me refiero.

Con una ciudad en tercer lugar de desempleo, con una informalidad que llega al 50%, con un sector empresarial agotado, y un Gobierno nacional que no sabe para dónde va, el futuro próximo de esta ciudad es muy incierto y preocupante.

Existe una anemia racional por parte de quienes se hacen llamar los líderes de esta ciudad, y seamos justos, para que existan buenos liderazgos se necesita a su vez de buenos seguidores, ciudadanía que alimente y aliente esos liderazgos, la verdad no veo lo uno ni lo otro.

No son necesarias las docenas de candidatos al Concejo ni a la Alcaldía, se necesita de inteligencia colectiva, un liderazgo deseable para esta ciudad en el siglo 21 no es solo agitadores de masas generando odio y miedo o en el otro extremo, generando esperanzas inciertas y promesas no realizables.

Se debe acabar con esa dinámica absurda de llegar al poder local solo para administrar un presupuesto y repartirlo entre sus amigos y la ciudad en el profundo atraso. Necesitamos de un referente, alguien que nos produzca confianza, alguien con la suficiente autoridad moral, con visión de futuro y que conduzca esta ciudad pensando en el progreso y el bien de la comunidad.

Por lo tanto este es un llamado a la ciudadanía a interesarse un poco por su futuro y el de su familia, y también un llamado a esos sectores que gobiernan detrás del telón para que sean algo responsables y no coloquen a cualquiera y seguir en la misma dinámica de atraso y de repartición de beneficios para unas pocas personas.

axfgt@msn.com