Oración al Niño Maestro

.

Amado Niño Jesús: Así como hace 21 siglos volviste tus ojos amorosos y generosos a este minúsculo planeta perdido entre millones de galaxias, con igual número de mundos habitables para traernos “Tu mensaje de Amor, Fraternidad y Paz”, queremos hoy pedirte que vuelvas tus ojos a este olvidado planeta y muy especialmente a este rincón noroccidental de América Latina llamado Colombia, para que, comprendiendo y asimilando tu hermoso mensaje, comprendamos por fin tus divinas enseñanzas y convirtamos nuestro paraíso terrenal en un lugar donde reine una paz basada en la eliminación de las desigualdades económicas y sociales, en el reconocimiento de nuestra pequeñez si nos comparamos con la infinitud del universo, en donde no somos los únicos seres vivientes y pensantes, y mucho menos los más evolucionados.

“Maestro de Maestros”, ayúdanos a entender que todos somos hermanos y que todos somos uno, para que entendamos nuestras desigualdades y diferencias, nuestras diferentes maneras de pensar, vivir, amar y actuar, para que entre nosotros no haya diferencias de ninguna naturaleza y menos aún por el color de la piel, por el mayor o menor tamaño de nuestros ingresos económicos, o por nuestras diferencias a la hora de concebir la operalización de nuestro amor.

Amado Jesús que fuiste un gran feminista, que amaste ejemplarmente a todas tus discípulas, tus amigas y tus apóstolas, y muy especialmente a María Magdalena, a quien en varios momentos te referiste como “La apóstol de los apóstoles”, y cuyas mejores páginas fueron aquellas en que te referías al enorme valor de la mujer, de quien dijiste que “ella es sagrada por ser dadora de vida”, enséñanos a valorarlas como madres, esposas, hijas y amigas, dadoras de vida, para que desaparezca de nuestra Patria para siempre la vergonzosa violencia de género y todas las demás formas de violencia.

JAIME LUIS GUTIÉRREZ

Comentarios