emergencia

 

Impulsemos nuestra cultura

Un llamado a los tolimenses a unirnos para construir el futuro con el desarrollo de la Bioeconomía Regional que propone el Dr Alfonso Reyes Alvarado, rector de la Universidad de Ibagué, conocedor y enamorado del Tolima, quien propone el “impulso de una industria cultural centrada en nuestra riqueza cultural y gastronómica”.
PUBLICIDAD

Una propuesta que merece el apoyo de todos los tolimenses que valoran la importancia de nuestra cultura y que puede contribuir al desarrollo y bienestar de nuestra comunidad.

El doctor Reyes ha estado vinculado al rescate de nuestro folclor, del arte rupestre, del San Juan, de la investigación de nuestra música y nuestra historia y a la formación de excelentes ciudadanos. Sigue su ruta  con esta propuesta que es una invitación a reafirmar nuestra identidad cultural y el sentido de pertenencia.

Expertos mundiales en turismo fueron claros en afirmar que los pueblos que se salvan de los desastres de la globalización, son los que conservan su autenticidad, tal como se confirmó con varios pueblos del Japón “cada pueblo un producto”, donde rescataron sus costumbres, incluyendo la gastronomía y las fiestas tradicionales y pasaron a ser los sitios más visitados por los turistas no solo del Japón.

Eduardo Aldana trajo y divulgó esta idea y la puso en marcha en Purificación, donde se trabajó el rescate del San Juan  teniendo en cuenta  la música de la región, las danzas y las viandas, fortaleciendo los grupos rajaleñeros. 

Música tenemos no solo para concursos nacionales, falta su impulso desde las instituciones educativas y organizar la música campesina como se hace con los concursos departamentales. Tal como lo hizo por buen tiempo Edgar Antonio Valderrama.

Las fiestas populares tienen que volver a ser demostraciones folclóricas, de rescate de tradiciones, dando importancia a la bromatología, actividad que está descuidada y reducida a las plazas de mercado. Recuerdo que para unas fiestas en Melgar se dictó un taller de preparación de viandas, presentación de las mismas y atención al público que fue un éxito total.

Al hacer mención a la bromatología es conveniente destacar la importancia de conservar la autenticidad en nuestras viandas tradicionales. No es bueno incluir en su preparación elementos que las hacen más baratas y más fáciles de elaborar como está ocurriendo  con el tamal y la lechona. Y recuerden que el  San Juan y el San Pedro se inician con un brindis de mistela.  

Sé tú, e intenta ser feliz, pero sobre todo, sé tú. Charles Chaplin.

 

HÉCTOR GALEANO ARBELÁEZ

Comentarios