Como veletas

¿Pa dónde cojo?. No hay pa donde. Sin estar esposado ni amarrado me siento prisionero. No me puedo mover ni pensar. Está en el centro!! ¿Qué es? Así se le dice al que no sabe dónde está ni para dónde va. Los de izquierda son zurdos y los de derecha confunden ovarios con camándulas. Aquí nadie tiene partido y todos se acomodan a la sombra de los que tienen billete y hacen en política lo que las prostitutas tienen que hacer en las fiestas con el petate.
PUBLICIDAD

Aquí nadie defiende ideales, solo el dinero sin importar su origen. La  honestidad se ha convertido en trapo de limpiar el piso, por donde galopa la corrupción que es estimulada con peroratas e impunidad para los grandes delincuentes.

Marchamos sin rumbo y no se ve quién puede orientarnos. Ya no creemos en nada ni en nadie y eso no es gratuito. Es el resultado de promesas incumplidas de la clase dirigente, del  saqueo sistemático al erario público, de premiar al que hace fraude, plagia sus tesis de grado y desafía a quien pretende cuestionarlo.

Es la respuesta a la desvergüenza  de los políticos de izquierda, de derecha o del apetecido centro, que financian sus campañas con dineros del narcotráfico y/o hipotecando los puestos públicos y los contratos estatales a favor del financista  que lógicamente cobra  intereses más jugosos que los bancarios.

La indiferencia y la apatía es lo único que se puede esperar tras tantos años de exclusión de los más pobres con todos sus derechos y necesidades, por parte de  la clase dirigente y de los inmensamente ricos, que han hecho de este país uno de los más inequitativos de la tierra. Y a todo ello se suma la guerra endémica que padecemos desde que tenemos memoria.

Sin embargo, es hora de resistir, de no dejarnos doblegar. Se necesita recuperar la confianza en las instituciones, en la justicia, en los entes de control, en las iglesias, en las instituciones que forman a nuestros jóvenes, en los contratistas  con el Estado y en fin en quienes tienen cargos de dirección en este país.

Que se respire amor por la patria y solidaridad, que la ética acompañe nuestras actuaciones, que cese el exterminio de nuestros indígenas y el robo de sus tierras, que se valore y respete a la mujer por todo lo que ella representa y su enorme aporte para la conformación de nuestra identidad, que se respete al que piensa diferente, que trabajemos unidos  en defensa de nuestra naturaleza  que es nuestra casa y nuestra supervivencia y la de futuras generaciones y que sigamos empeñados en defender la paz.

.-* A propósito  de la celebración de los cinco años de firmado el Acuerdo de Paz con las Farc, comparto este mensaje de una víctima: “Aprendimos en estos cinco años: A escuchar verdades dolorosas .Que el odio se transforma en perdón. Que los responsables aprendieron a pedir perdones sentidos y practicar nuevas formas de relacionarnos. Que si es posible la reconciliación y la convivencia pacífica. Si ellos depusieron las armas, nosotros podemos deponer  nuestros odios. Tenemos esperanza  de que la transformación de nosotros es posible para seguir construyendo la paz” Bertha Lucía Fries M.

.-* La Universidad Externado de Colombia, prestigiosa por su calidad académica y los servicios  prestados al país, descubrió un plagio en una tesis  de grado, cuya autora puede considerarse ejemplo de “ética” y desde la presidencia de la Cámara de Representantes brama disculpas y babosadas. De pronto la ponen a liderar la lucha contra la corrupción. 

.-* Otro plagiador descubierto es el ex Director de las Tic de Neiva que presentó títulos falsos de la Universidad Católica  de Colombia y en su hoja de vida escribió Unibersidad y Neiba. Está bueno para ser el próximo compañero de tesis de la presidenta de la Cámara Jennifer Arias. 

 

HÉCTOR GALEANO ARBELÁEZ

Comentarios