Cambalache

Lo que se esperaba como un ejercicio democrático encaminado, con alegría, a la conciliación, resultó convertido en una guachafita de insultos, ofensas e irrespeto a la privacidad y acusaciones infundadas. Todo menos la construcción del camino hacia la conciliación y la paz. Ese es el sinsabor que deja la campaña electoral a la presidencia de Colombia. Las propuestas sobre los graves problemas de Colombia se vuelven secundarias.
PUBLICIDAD

La situación del país no es buena, los grupos ilegales siguen creciendo en número y en capacidad operativa, como se demostró en el reciente paro armado ordenado por el grupo que liderada ‘Otoniel’ y que, según informa la Policía, tiene 3.800 integrantes. Es una organización poderosa; no son reductos como dice Duque y logró paralizar durante cuatro días a 178 municipios de once departamentos, dejando como saldo numerosos muertos, incineración de 180 vehículos, cierres de comercios, transporte, suspensión de clases y prohibición  de la salida de sus habitantes a la calle como ocurrió en Tierralta –Córdoba.

Los grupos armados ilegales no disminuyen, al contario, crecen cada día y tienen asustada y sometida a buena parte de los ciudadanos del país, pues hasta en Bogotá ya tienen sus casas de pique. Y aquí cabe preguntarse: Qué ha hecho este gobierno para evitar que crezca este fenómeno? Muy poco o casi nada. Y la demostración más evidente de su inercia se vio en ese desafió armado sin antecedentes recientes. Parece como si el gobierno mirara para otro lado, para que crezca el miedo y consolidar así el eslogan de volver trizas los acuerdos de paz.

Los parlamentarios que ya están elegidos tienen un reto enorme frente a la crisis que vive el país. Ojala no conviertan el Congreso en una gallera. Amanecerá y veremos si dejan caminar la paz.

*En medio de tantas amarguras el único que nos alegra la vida es el gran deportista guajiro Luis Díaz. No lleva ni seis meses en el Liverpool y es considerado como uno de los mejores jugadores  del equipo. Gracias campeón ¡!!!!!!!.

*El periodismo colombiano está de luto por la partida de ese enorme periodista que fue Mauricio Gómez. Sentidas condolencias a su familia y  Buen viaje Maestro.!!!!.

Héctor Galeano Arbeláez

Comentarios