Un colombiano en Miami

La prensa de Estados Unidos, el país de Disney, de Blanca Nieves y los 7 enanitos, de personajes y mil aventuras de cómic, de monstruosos policías que más parecen orangutanes y robots de musculatura cinematográfica que matan como máquinas humanas sin un ápice de inteligencia emocional, entró a debatir de lleno el anuncio de un posible golpe de Estado que daría Donald Trump a partir del próximo 3 de noviembre de 2020, apoyado por la más rancia plutocracia compuesta por americanos racistas y ultraderechistas, y alentado por Putin y Xi Jinping desde sus imperios comunistas.

Un colombiano en Miami

Cada día el Coronavirus y su último cepo mortal, Covid 19, nos deja la traumática conclusión que se trata de una pandemia que sigue vivita y coleando y que seguirá cobrando vidas día tras día, segundo a segundo, como lo afirman a menudo los científicos e inmunólogos el profesor americano Anthony Fauci y el muy colombiano y médico tolimense, made in Ataco, Manuel Elkin Patarroyo.

Un colombiano en Miami

A menos de sesenta días de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos las ciudades y pequeñas villas comienzan a despertarse y a salir de la cuarentena. El demoniaco monstruo de la Pandemia sigue cobrando vidas. Los muertos ya pasan de 190.000 y cada segundo, cientos, miles de personas siguen enfermándose de coronavirus, que pasó a ser la primera causa de muerte en el mundo. Todo se está reabriendo poco a poco.

Un colombiano en Miami

Mi amigo el abogado penalista ex simoniano, Eduardo Montealegre, reapareció en la escena judicial y política después de tomarse varios años sabáticos, con tremendo show de prensa. Con asesor y exvicefiscal a bordo procedió a pasar cuenta de cobro y venganza política cayéndole encima al pobre expresidente Uribe, notificándole que ahora si como exfiscal lo iba a llevar con las manos esposadas ante la Corte Penal Internacional por haber permitido en su gobierno la comisión de delitos de lesa humanidad.

Un colombiano en Miami

Los gringos, ojiazules, rambos y barbies, nacidos en norteamérica, afroamericanos, mestizos, españoles, chinos, hindúes, cristianos, católicos, judíos o musulmanes de todas las etnias, países y razas, entramos a la recta final de las elecciones presidenciales con pandemia y con tapaboca y bajo un tablero electrónico que nos recuerda todos los días que pasan de 5 millones los infectados de Covid 19 y 160 mil las personas fallecidas en los 54 estados de la Unión Americana por el virus de la China.

Un colombiano en Miami

Mi hija, Natali Estefanía, manejadora de artistas internacionales, nacida en Bogotá y residenciada en USA en los últimos veinte años, panelista invitada de los premios Billboard 2020, me preguntó muy inquieta en reciente reunión familiar por qué el poder judicial colombiano mandó a la cárcel al expresidente Uribe Vélez como a cualquier atracador bogotano.

Un colombiano en Miami

Mientras leo en el WhatsApp la última invitación de mi amigo Fabio Andrade, super activo uribista de la diáspora colombiana en Miami, para que salgamos todos sus amigos y copartidarios con carro y banderas a pitar y a echar arengas contra los Magistrados de la Corte de la Toga, por la absurda decisión de dictar Ubérrimo auto de detención contra el expresidente, senador y fundador del Centro Democrático; Jaime Bayly se ocupa en Mega televisión de hacer una sinonimia entre el sonado caso del Rey Emérito Juan Carlos de Borbón, ahora prófugo de la justicia española de quien la prensa internacional dijo que lo escondían sus amigos en una casa de campo en Santo Domingo, pero esta misma semana el diario ABC de Madrid reveló que el Monarca, acusado de fraude y manejo de fortunas no declaradas en su país, pasa una feliz cuarentena en un majestuoso chalet de Abu Dabi, capital de los Emiratos Árabes donde una noche de descanso solamente la pueden pagar jeques y sultanes.

Un colombiano en Miami

Los colombianos del montón, los que no fuimos profetas en nuestros terruños y llegamos a los Estados Unidos a reconstruir sueños truncos, hacemos historia todos los días con diferentes cuentos e inventos que mueven público. Muchos de estos se destacan internacionalmente en los oficios más insólitos y extraños del mundo laboral.

Un colombiano en Miami

En Colombia el choque de trenes gubernamentales entre el presidente Iván Duque y la alcaldesa de Bogotá Claudia López, en torno a la Pandemia del Coronavirus y los mandatarios de cuarentena y reapertura de actividades en ciudades y colectivos sociales, es la repetición exacta de lo que viene ocurriendo desde hace meses entre el presidente Trump y los alcaldes y gobernadores. Bueno, no tan grave, ni tan virulenta.

Un colombiano en Miami

Por fin habló sobre la vacuna para el Coronavirus el médico e inmunólogo, Manuel Elkin Patarroyo el más ilustre tolimense, inventor de la vacuna sintética contra la Malaria. Mi famoso paisano puso los dedos sobre la llaga.