28 May 2019 - 3:01am

¡Gracias Totales!

Publicada por
LUIS ALFREDO HUERTAS PONTÓN
Autor:

Me cuesta mucho escribir esta columna, pues después de cuatro años al frente de la Cámara de Comercio de Ibagué, me voy nuevamente de la ciudad como lo hice por primera vez hace treinta años. Como es desgraciadamente normal en nuestra ciudad, hay un sinnúmero de versiones de la realidad, pero lo cierto es que no me voy por las presiones que algunos dicen, sino me voy por una gran oportunidad que debo aprovechar.

Pero es ahí donde radica la esencia de lo que creo se debe cambiar en Ibagué, aprovechar las oportunidades, mirar al futuro, ser conscientes de lo que tenemos y tomar decisiones para alcanzarlas y no quedarse en las versiones del pasado, en la negatividad, en la polarización y en la toxicidad que daña no sólo los sueños sino que estanca la ciudad y la congela en el tiempo mientras el mundo, lleno de oportunidades sigue avanzando.

Me llevo conmigo la alegría de los empresarios a los cuales con un gran trabajo apoyamos desde la CCI para cumplir sus sueños, me llevo los sinceros agradecimientos de microempresarios a los cuales ayudamos a cambiar sus vidas y a mejorar sus negocios, me llevo las lágrimas sinceras de colaboradores leales que vieron en mí un liderazgo y una amistad y tantas cosas buenas que me dejó este tiempo en el cual regresé a mi ciudad a dar lo mejor de mi.

Pero también dejo atrás las todas las cosas negativas y las personas tóxicas que llegaron a ese camino, sin desconocer que ese tipo de situaciones y personas me ayudaron a crecer personal y profesionalmente y a entender que no todo es luz y qué hay que aprender a sobrellevar y a seguir adelante ante la oscuridad por amor a la institución y a la ciudad.

Lo que si nadie puede decir es que no di lo mejor de mi para trabajar y defender a los empresarios aunque eso haya generado en molestias en algunas personas.

Estoy seguro que no soy la misma persona que era hace 4 años cuando llegué y la Cámara de Comercio tampoco, ambos crecimos, mejoramos y evolucionamos. Fue un honor trabajar por y para los empresarios y poder ayudarlos a ser mejores.

Aún queda mucho por hacer, pero sé con que el trabajo del equipo de la CCI y de la junta directiva se va a seguir avanzando. Donde vaya voy a seguir siendo un embajador de nuestra ciudad, nuestro departamento y todo lo bueno que tenemos, como lo he sido siempre. Espero poder seguir ayudando a nuestra región desde otras instancias, pero siempre con el cariño que lo he hecho. ¡Gracias Totales!