El Tolima, entre “Colombinas” y “Bon-bon-bunes”

En nuestro Departamento, se masificó el tema de las “colombinas” y los “bon-bon-bunes”. Las hay de todos los sabores y, para todas las edades. Para todos los grupos políticos y, para todos los sectores. Hoy en día, el que tiene el carrito de los dulces -de color azul- es, el que reparte los confites a diestra y siniestra. Lo que la gente no sabe, es que, ésos “dulces”, provienen de sus propios bolsillos y que, el dueño del carrito de los caramelos, ha amasado, todo un supermercado de golosinas. Conseguida esta “gran superficie”, con un cuestionado manejo.
PUBLICIDAD

Es, tan protuberante el tema de la “mermelada” en nuestro Tolima que, una reciente encuesta realizada por la afamada firma “Cifras y Conceptos” de Bogotá y que dirige el prestigioso César Caballero, pasó desapercibida -a propósito, claro está- por los medios de Ibagué y el Tolima. Quieren “tapar el sol con las manos”. No mencionaron, siquiera tangencialmente que, nuestro Alcalde y nuestro Gobernador, figuraron de último y penúltimo en la tabla, en la que se auscultó la gestión de los mandatarios en 16 Departamentos y ciudades capitales. Nuestro Tolima, quedó por debajo de Atlántico, Meta, Caldas, Valle del Cauca, Boyacá, Cundinamarca, Antioquia, Risaralda, Bolívar, Cesar, Norte de Santander, Huila, Córdoba y Santander. Sólo quedamos por encima del departamento del Cauca en la tabla. Y, para colmo de males, nuestro Alcalde, el de la “Ciudad Musical”, quedó de último en gestión. A nuestro burgomaestre, lo superaron los Alcaldes de: Villavicencio (que ocupó el primer lugar en administración) Barranquilla, Neiva, Cartagena, Tunja, Cali, Bogotá, Medellín, Pereira, Bucaramanga, Manizales, Valledupar, Montería, Popayán, y Cúcuta. Y… nadie dijo nada. Calladitos, todos.

Lo más curioso es que, en ésta “barahúnda” de cosas, también hay un “puestico” de comidas rápidas de color rojo. Pequeñito, eso sí. Con otro tipo de ventas ambulantes, en donde se consiguen “colombinas” de pollo (pernilcitos) de tipo orgánico. Éste orgulloso empresario bio-avícola, en las pasadas elecciones, invitaba con frecuencia a sus amigotes a degustar sus viandas, muy propias del “Master Chef” televisivo y, de paso, informar sobre sus gestiones frente a las Altas Cortes, en contra del señor que maneja el carrito “blue”, a quien consideraba “indigno” de ocupar el Palacio del Mango. Recientemente, a los de los dos carritos, les ha dado por intercambiar cositas. Dice “el correo de las brujas” en Ibagué que, el del carrito, con la cachucha roja, “pierde un ojo, a cambio de lagañas” que, es lo que le da el del carrito azul. Los “lambetazos” se reflejan en órganos periodísticos tradicionalmente vinculados al Partido Liberal. Definitivamente, “las Fami-Empresas” políticas tolimenses, se entienden muy bien, a la hora de no dejarse desaparecer, la una y la otra. Se necesitan mutuamente. Por eso precisamente, estamos, como estamos.

Adendo: Interesante, es que, la clase política en general, ha acuñado una magistral frase que dice “Si le va bien al Alcalde o al Gobernador, le irá bien a la ciudad o al Departamento”. No señor. Si le va bien al Alcalde o al Gobernador, le va bien a los amigos del Alcalde o del Gobernador. Eso es otra cosa.

HUGO PATARROYO MURILLO

Comentarios