Diálogo y conclusiones regionales, YA !!!

Decía el destacado politólogo Paul Oquist, de la Universidad de Berkeley en California, que los problemas de Colombia,debían analizarse “regionalmente”. Que todo, absolutamente todo, en nuestro país debía partir de allí, de la comprensión de lo regional, para luego, adaptarlo al contexto nacional. Incluso que los problemas de las regiones eran muy diferentes en nuestra nación. Presentaba ejemplos muy concretos de lo distintos que eran, los aspectos socio-culturales y económicos de los costeños, los paisas y los opitas (Tolima-Huila). Y, por supuesto que, el análisis de la problemática de estos, NO debía hacerse de arriba hacia abajo, sino, al contrario, desde las regiones, hacia la Capital de la República. Hoy, más que nunca, es totalmente válida esta apreciación.
PUBLICIDAD

El “meollo” del asunto radica  en que,regiones como la nuestra, el Departamento del  Tolima, vive “sobre-diagnosticado”. Cada rato, vemos “magos” que visitan preferentemente a Ibagué, diciendo que el Tolima es, esto o aquello, que sube, que baja,  que somos la interpretación de una “clase media” tirando hacia abajo  y sacan tablas, estadísticas, video-beams, muñequitos, telones etc, etc, De eso, estamos “hasta el moño”, como dicen los españoles.

Lo que requerimos con URGENCIA es escuchar alternativas de solución a la problemática que nos aqueja actualmente y que, se ha venido acumulando durante tanto tiempo. A tal punto que la situación se ha tornado un tanto difícil, reconózcanlo o no. 

El tema es con quién se dialoga regionalmente, para obtener resultados. Muchos de los interlocutores, carecen de una verdadera representatividad. Así se revistan, en un momento dado de institucionalidad,  a muchos de sus co-locutores, les parece que la suma de ineptocracia, cleptocracia, y pedantería, les impide ser voceros de algún lado. Por eso es que no acuden a sus llamados. Ahora bien, asumiendo que se dialoga es con alguien, se cuestiona si, verdaderamente, para el caso del Tolima, en esos diálogos se llega a términos concretos. De allí que sea tan importante la representación de la Iglesia Católica y la ONU o la OEA como garantes en los debates. Los acuerdos deben ser cuanto antes.

Adendo: Para mañana Lunes 31, a las 9 AM, se tiene programada “LA CONVERSACIÓN MÁS GRANDE DE COLOMBIA”, organizada por la ASCUN (Asociación Colombiana de Universidades) y el apoyo metodológico del CNC (Centro Nacional de Consultoría), que dirige el destacado orientador Carlos Lemoine.  Ahí va a tener una magnífica oportunidad la juventud del Tolima, para que exprese lo que esta siente en estos momentos, principalmente, con dos ítems que, se vislumbran: 1) Si creen que, este tema del paro va a servirles a ellos y 2) Si creen que el país, va a cambiar a raíz de las protestas. Universidades como la UNIBAGUÉ, han coordinado varias salas virtuales para los estudiantes.  Cabe recordar que, en las últimas décadas, los jóvenes han sido siempre los promotores del cambio en  todos los países del mundo. Este es un momento que se debe aprovechar para canalizar toda esa energía y vitalidad de la juventud, sin politiquería ni oportunismo, para llegar a una Colombia RICA, HERMOSA E INSTRUIDA, que es la que queremos y en la que quepamos todos  los que en ella habitamos.

HUGO PATARROYO MURILLO

Comentarios