Iniciativas de desarrollo en el sur del Tolima

El sur del Tolima ha sido un territorio complejo y emblemático en la historia del conflicto armado. Ha sufrido la tragedia de la guerra que afectó a comunidades indígenas, campesinas y urbanas. En su geografía se dio el hito del surgimiento de las Farc en 1964, un actor armado irregular que generó un impacto importante en la generación de la violencia traducida en desplazamientos, asesinatos y control de los espacios.
PUBLICIDAD

Los estragos de la guerra en el sur del Tolima es algo que sus comunidades quieren dejar atrás. No quieren seguir siendo estigmatizadas por este fenómeno y por el contrario quieren trabajar en iniciativas de desarrollo que permitan el florecimiento de todo el potencial existente en sus gentes, en su riqueza natural y en sus iniciativas.

Este territorio convulso con sus comunidades interesadas en salir adelante han tenido procesos que vienen desencadenando cambios positivos. Vale la pena mencionar que la comunidad internacional y prestigiosas instituciones se han interesado en el sur del Tolima y han impulsado iniciativas que vale la pena destacar para que luego de finalizados sus proyectos se garantice por la institucionalidad y las organizaciones de los municipios su sostenibilidad.

Iniciativas destacadas a mencionar son las siguientes: 1) Educapaz, conocido como el Programa Nacional de Educación para la Paz. Una alianza de connotadas organizaciones de la sociedad civil colombiana que ayudan a construir paz a través de la educación rural integral y la educación socioemocional, ciudadana y para la reconciliación. Trabajaron exitosamente en los municipios de Planadas, Ataco, Rioblanco y Chaparral. Desarrollaron acción local, investigación e incidencia política generando propuestas de Planes Educativos Municipales.

2) El trabajo promovido por la Unión Europea a través del proyecto Forpaz ejecutado por Tolipaz. Intervino los municipios de Roncesvalles, San Antonio, Rovira, Chaparral, Rioblanco, Ataco y Planadas. Se fortalecieron más de 60 organizaciones sociales y productivas durante casi 3 años; se formularon agendas de desarrollo y paz con las cuales se hizo incidencia política en los programas de gobierno y en los planes de desarrollo; se promovió una escuela de formación con líderes y lideresas en gestión del desarrollo y se realizó la primera cumbre de organizaciones sociales del sur del Tolima con presencia de importantes actores de la cooperación europea.

3) El proyecto desarrollado por la CEPAL sobre tejidos territoriales que busca generar vínculos rurales-urbanos para el desarrollo inclusivo en los municipios de Planadas, Ataco, Rioblanco y Chaparral. Como se señala en el Boletín No. 1 de este proyecto: “Los tejidos territoriales son el conjunto de vínculos y redes que existen entre personas que comparten espacios rurales y urbanos. El proyecto propone una forma de entender el desarrollo, reconociendo los múltiples intercambios que suceden en los ámbitos cultural, social, ambiental, económico e institucional, entre otros. Un desarrollo que se construye a partir de las alianzas entre las comunidades, los sectores público y privado, la academia y donde se integran vidas rurales-urbanas. Los tejidos reflejan los lazos entre personas y territorios que se conectan logrando un desarrollo más inclusivo. Estos tejidos se construyen alrededor de objetivos comunes, producen beneficios mutuos y recíprocos y generan bienestar”.

Todas estas iniciativas tienen una apuesta por el desarrollo del sur del Tolima, lo que convierte a esta región en un verdadero laboratorio para el mejoramiento de la calidad de vida de sus gentes. Se requiere que las comunidades y la institucionalidad pública persistan en mantener vivas estas iniciativas más allá del fin de la intervención de las instituciones promotoras, que efectivamente se genere un fuerte tejido socio-institucional que entienda que el progreso y la vida digna y bella de este espacio geográfico depende fundamentalmente de ellos mismos.
 

Hugo Rincón González

Comentarios