Que la voz se levante contra cualquier tipo de violencia

Que el documento de la comisión de la Verdad registre más de 100 mil desaparecidos en Colombia es una cifra espeluznante para ratificar que hemos vivido una historia violatoria de derechos humanos, a pesar de ello, no se lograron las movilizaciones que en otros países por la desaparición de un solo individuo.
PUBLICIDAD

No se entiende por qué Colombia ha soportado tantas muertes violentas que han insensibilizado a miles de habitantes que terminaron naturalizando los hechos violentos y criminales, porque en las noticias ya pasan desapercibidas.

Colombia se adaptó a resistir, a soportar, tanto así que según lo retoma Fernando Cruz Artunduaga ex coordinador de la Comisión de la verdad para el Caquetá, si se guardara un minuto de silencio por cada víctima, tendríamos que invertir 16 años silenciados. ¡Qué horror!

Este informe que paulatinamente hemos venido conociendo, ha servido para la reflexión de los actores sociales que, como ciudadanos  Colombianos, han crecido en un país afectado por la violencia en todas sus formas, y en consecuencia habita en ella una sociedad enferma por el impacto que han construido unas estructuras de comportamiento que siguen vulnerado en todas las dimensiones.

La violencia no es solo el resultado del conflicto armado, está en la escuela, en el barrio, en los hogares. La violencia se ha instalado como un dispositivo de poder en muchas estancias. A miles de adultos mayores se les violenta, se les tortura, se les intimida, se les enajena, se les chantajea, se abusa de ellos por su condición, se les anula, y lo más grave, lo hacen  quienes más cercanos están.

El maltrato en el adulto mayor es definido  por las Naciones Unidas, como “un acto único o repetido que causa daño o sufrimiento a una persona de edad, o la falta de medidas apropiadas para evitarlo, que se produce en una relación basada en la confianza”. Según la ONU, el maltrato a los adultos mayores, genera problemas graves a nivel físico, psicológico y de salud en general y se presenta muchas veces por cuenta de hijos o cuidadores.

El 15 de junio ha sido decretado el  Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, con el objetivo de visibilizar las condiciones en las que viven los adultos mayores en Colombia

“Los adultos mayores son sujetos de especial protección constitucional”, según El Ministerio de Salud.  Por lo tanto, existe una gran responsabilidad dentro del núcleo familiar para prevenir y evitar todo tipo de abuso o violencia, la palabra debe ser el puente que  se tiende para poner fin a la violencia.

 El Estado tiene grandes desafíos para garantizar los derechos fundamentales en la vejez y lograr así protección real y efectiva de esta población, con políticas, leyes  y estrategias de prevención más rigurosas e informadas, divulgadas a través de todos lo medios , empezando por la televisión, a fin de emancipar gracias al conocimiento de los derechos en dicha población. 

El Estado debe trabajar en pro del bienestar de la vejez con las condiciones dignas y la información a los colombianos, para que, junto a las familias, todos garanticen la tranquilidad de este grupo poblacional tan valioso.

 

INDIRA ORFA TATIANA ROJAS OVIEDO
Correo
tatianarojasoviedo34@gmail.com

Comentarios