Los niños de la Franja de Gaza

.

En 2009, según informes oficiales de Unicef, la crisis humanitaria desatada por el Ejército de Israel en la Franja de Gaza golpeó con más violencia a niños y mujeres. Según el orgamismo, para el 19 de enero, 410 niños palestinos habían muerto y mil 860 habían sufrido heridas por causa de bombas de fósforo lanzadas por la aviación israelí o víctimas de las balas cuando regresaban de sus escuelas, muchos de ellos con impactos en sus espaldas. La población infantil fue la más expuesta a la violencia de los israelíes por cuanto era la mas vulnerable y la menos capacitada para defenderse. Muchos niños quedaron huérfanos con graves traumas psicológicos, lesiones y heridas difíciles de tratar con los escasos medios médicos con que se contaba, ya que los hospitales fueron blanco del fuego israelí. UNICEF llamó la atención de la comunidad internacional para atender a la población infantil de 800 mil niños en la Franja, invocando la convención de la ONU sobre los Derechos del Niño y la 4ta Convención de Ginebra.

En 2014, la situación no parece ser diferente. Los niños siguen siendo el blanco de las acciones militares del Ejército israelí. Pero, además, de ellos, las mujeres y los pocos hospitales y facilidades medicas con que se cuenta en la Franja de Gaza. Cuatro niños fueron asesinados en una playa en la ciudad de Gaza el miércoles 16 de julio. Los cuatro niños, de edades comprendidas entre nueve y 11, estaban jugando en la playa cuando el Ejército israelí los atacó con fuego de artillería, según pudieron observar periodistas internacionales. Varios niños heridos se refugiaron en un hotel cercano, donde los periodistas les administraron los primeros auxilios antes de que llegaran las ambulancias para trasladar los heridos al hospital.

La organización humanitaria Médicos Sin Fronteras, en sus páginas oficiales ha informado que desde el comienzo de la operación israelí en la Franja, la mayoría de los muertos y heridos ha sido niños, mujeres y trabajadores médicos.

El domingo 20 de julio, luego de un bombardeo a edificios y viviendas la mayoría de los heridos que llegaron a la sala de urgencias estaba en condiciones de extrema gravedad. Dos niños de ocho y cuatro años, hermanos, llegaron gravemente heridos según el Dr. Nicolás Palarus, coordinador de Campo de Médicos Sin Fronteras en Gaza. Ocho niños y su abuela estaban entre las 23 personas muertas en el décimo día de bombardeos israelíes dirigidos contra civiles, casas de civiles y otras infraestructuras en la Franja de Gaza. Dos paramédicos murieron al ser bombardeados cuando trataban de recuperar heridos. Cuatro personas murieron mientras oraban, entre ellas dos niños y una anciana, y otros tres niños heridos, cuando el fuego israelí atacó una mezquita. Un niño de 10 años murió junto a su familia cuando viajaba en un taxi y un dron lanzó un misil sobre ellos.

Las escenas de los niños destrozados por la artillería israelí, proporcionadas por periodistas internacionales y por Médicos sin Fronteras, son aterradoras. Verdaderos crímenes de guerra.

PABLO ISAZA M.D.

Comentarios