El trasplante de médula

Recientemente la prensa ha informado sobre el trasplante de médula de la paciente Camila Abuabara quien deseaba que este fuera hecho en los Estados Unidos a lo que tanto su EPS, como el Ministerio de Salud, se negaron por dos razones: la primera el alto costo y la segunda porque este tipo de tratamiento puede ser hecho en Colombia. Finalmente Camila aceptó que se haga en Medellín en una institución que ha realizado un número importante de reemplazos de médula con resultados aceptables dentro de los parámetros de éxito de este tratamiento.

La médula ósea es el área suave, esponjosasituada en el centro de algunos de los huesos largos del cuerpo como el fémur. La médula produce las diferentes células que componen la sangre, tales como glóbulos rojos, glóbulos blancos, de muchos tipos diferentes y las plaquetas. Todas estas células provienen de células precursoras situadas en la médula ósea llamadas células madre hematopoyéticas.

El organismo es capaz de dirigir a las células madre hematopoyéticas para que se conviertan en los componentes necesarios de la sangre en un momento dado. Este es un proceso muy activo, en el cual la médula ósea produce millones de células diferentes cada hora. La mayoría de las células madre se quedan en la médula hasta que se transforman en los diversos componentes de la sangre, que luego son liberados en el torrente sanguíneo. Sin embargo una pequeña cantidad de células madre se pueden encontrar en la sangre circulante, que les permite ser recogidos bajo ciertas circunstancias.

Ciertos tipos de cáncer tienen como consecuencia una disminución de las células madres que producen las células que constituyen la sangre. Se disminuyen los eritrocitos, los linfocitos, las plaquetas. Se requiere entonces tomar medidas para aumentar las células madres hematopoyéticas entre ellas el trasplante de médula ósea, procedimiento en el cual se toma médula de un donante; también pueden ser tomadas de la sangre, lo que es llamado un trasplante de células madre de sangre periférica, que requiere medicamentos que aumenten el número de células madre hematopoyéticas en la sangre, o a veces de sangre obtenida del cordón umbilical en el momento del nacimiento de un recién nacido normal; este último procedimiento es llamado trasplante de sangre del cordón umbilical.

Existen dos tipos principales de trasplante de médula ósea: uno llamado autólogo y otro alogénico. El trasplante autólogo se hace con las propias células madre hematopoyéticas de la persona congelándolas para uso mediante almacenamiento y uso posterior a quimioterapia o radioterapia eliminando las células malas con dosis altas. Tras la quimio o la radio las células madres hematopoyéticas cosechadas son descongeladas y devueltas a la persona. El segundo tipo de trasplante es el alogénico o alotrasplante en el cual las células madres hematopoyéticas provienen de un donante, idealmente un hermano o hermana con una estructura genética similar. Si no se tiene o hermana o un hermano convenientemente emparejado, puede utilizarse un familiar con una estructura genética similar.

En el caso de Camila Abuabara su trasplante será haploidéntico con un donante 50 por ciento compatible.

Comentarios