Adicción al fentanilo, droga ilegal de moda

3 Jul 2016 - 5:01am

Adicción al fentanilo, droga ilegal de moda

Publicada por
PABLO ISAZA, M.D.
Autor:

Cada vez más el uso de drogas y medicamentos inicialmente legales van transitando el camino de la ilegalidad. El Fentanilo, medicamento usado contra el dolor y en anestesia se ha convertido en droga más de uso ilegal. Es hoy el rey de las drogas usadas ilícitamente. Conocido con los nombres de Duragesic y Sublimaze es un potente opiáceo para el manejo del dolor similar a la morfina, pero mucho más potente. Se prescribe para dolores severos después de accidentes, dolores crónicos de pacientes con cáncer y para después de la cirugía. Es más potente que el Oxicododyn opiáceo, también usado para el dolor. El uso ilegal del Fentanilo se debe a su efecto analgésico, calmante y por producir euforia. En estados de adicción se mezcla con heroína o cocaína.

En los Estados Unidos, país caracterizado por sus buenas estadísticas de salud, se estima en dos millones de personas adictas al Fentanilo y el Oxicodyn y mil muertes entre 2005 y 2007. Millones de fórmulas medicas son expedidas cada año, legales e ilegales, considerando estas últimas expedidas a personas que no la necesitan para un tratamiento médico.

Para quien lo consume el efecto es de euforia, pero puede causar ansiedad y depresión. En la medida en que se avanza en el consumo se va adquiriendo tolerancia y, por lo tanto, requiriendo de un aumento en el contenido de las dosis. Finalmente el Fentanilo como el Oxicodyn puede ocasionar una muerte súbita. Para quien tiene intolerancia, los opiáceos son causa de intoxicación severa y muerte.

Para llegar a las calles y ser comercializado múltiples variables de “pepas” (pastillas) son elaboradas en laboratorios clandestinos habiéndose detectado centros de producción en México, Turquía y China. Una unidad puede valer 10 dólares, que equivale a unos 30 mil pesos colombianos. Pero la producción en laboratorios ilegales no es solamente el problema. Cada año se incrementan las recetas engañosas por parte de médicos y farmaceutas. Según el Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos entre 2001 y 2013 las prescripciones de los medicamentos con contenido opiáceo se han incrementado de cuatro a 10 por ciento.

Los traficantes exportan no solamente los principios básicos para elaborar las pastillas, también parches, de Fentanilo sino también la maquinaria para producirla en serie. Las pastillas tiene la misma apariencia de medicamentos también para el dolor y de uso en trastornos de ansiedad. Los cargamentos que incautan las autoridades contienen entre 100 mil y 150 mil pastillas que puestas en la calle equivalen a millones de dólares.

El Fentanilo y otros medicamentos para el dolor derivados del opio como el Oxicodyn causaron el pasado año 28 mil muertes, cifra record en los Estados Unidos. Algunas de estas muertes se produjeron en artistas famosos, la mayor parte de ellas no intencionales, debidas a la combinación de opioides con alcohol y cocaína. Otras veces por grandes dosis consumidas. En las autopsias de rigor los forenses han encontrado en ocasiones presencia de cocaína, Fentanilo, oxicodoyn, marihuana y alcohol en una sola víctima.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.