Ciencia y adopción por parejas del mismo sexo

4 Sep 2016 - 5:01am

Ciencia y adopción por parejas del mismo sexo

Publicada por
PABLO ISAZA, M.D
Autor:

La adopción por parte de parejas del mismo sexo es sujeto de controversia desde los puntos de vista social, político y religioso. En los campos de las ciencias sociales, la psicología, la psicología clínica y la psiquiatría la adopción entre parejas del mismo sexo ha sido estudiada.

En la actualidad en 25 países de Europa y en 50 estados de Estados Unidos la adopción por parte de parejas del mismo sexo es legal. Así mismo, en países de Suramérica como Brasil, Uruguay, Argentina y Colombia la adopción es legal.

Desde 1970 se han llevado a cabo investigaciones para estudiar el desarrollo de niños criados en familias del mismo sexo. La investigación científica que ha comparado los resultados de crianza de niños con padres gays y lesbianas con los resultados de niños con padres heterosexuales, ha sido consistente en demostrar que los padres del mismo sexo son tan capaces, como los padres heterosexuales, de criar a sus hijos psicológicamente sanos y bien adaptados.

Entre los estudios analizados se puede citar a la psicóloga clínica Julie Gottman, presidente, fundadora del Instituto Gottman dedicado a la familia. El estudio publicado en la revista ‘Marriage & Family Review’, encuentra que estudios que compararon los hijos de madres lesbianas con los hijos de madres heterosexuales en términos de identidad de género, rol de género, orientación sexual y diversos aspectos de la salud psicológica y ajuste no existe diferencia.

La Dra. Gottman también revisó estudios de las experiencias y percepciones de los niños de padres gais y lesbianas. Se encontró que hijas adultas de madres lesbianas no difirieron significativamente de adultas hijas de madres heterosexuales en la identidad de género, rol de género, orientación sexual y el ajuste social.

Un estudio realizado en el Centro Médico de la Universidad de Boston, 2013, por el Comité de Aspectos de Salud de Madre y Niño, publicado en la revista ‘Pediatrics’, encuentra que según datos extensos de más de 30 años de investigación revelan que los niños criados por padres gais y lesbianas han demostrado estar bien en materia de salud social, psicológica y sexual. Muchos estudios han demostrado que el bienestar de los niños se ve afectado mucho más por las relaciones con sus padres que por el género o la orientación sexual de estos. Por otra parte, el estudio demostró que los niños tienen capacidad para enfrentar el estigma social.

Un estudio realizado por la doctora Manning, Wendy, directora del Centro de Investigaciones Demográficas y Familia en Estados Unidos, concluye que existe un claro consenso en la literatura de ciencias sociales, en el que se indica que tanto los niños que se crían en hogares de padres del mismo sexo como aquellos niños que lo hacen con padres de ambos sexos no tiene diferencia.

“Nuestra evaluación de la literatura se basa en estudios metodológicamente sólidos y creíbles que comparan resultados de bienestar de los niños que residen en familias de padres homosexuales y de diferente sexo”, dice la Dra. Manning.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.