Crimen y violencia en Colombia

En la edición del domingo 8 de enero pasado el Nuevo Dia trae un reportaje al Dr. Carlos Valdez,        director del Instituto de Medicina Legal en el cual Dr. Valdez manifiesta que “Colombia se acostumbró a la violencia”. Continua el Dr. Valdez, “no hemos visto manifestaciones públicas por los niños que mueren en la Guajira. En el barrio donde raptaron a Yuliana, esos niños no tiene salud, esa niñas estaba desnutrida, sin alimentación ni seguridad social”. El dato de la desnutrición de Yuliana hace más desgarrador el crimen.

Las causas del crimen y la violencia en una sociedad son múltiples. Una de ellas estudiada en el marco de la economía y la salud pública es la inequidad y la desigualdad social y económica de la sociedad. En un estudio realizado por el Banco Mundial y la Universidad de Minas Gerais, Brasil, sus autores afirman que la relación entre la desigualdad y la delincuencia ha sido objeto de teorías sociológicas sobre el delito.

Estudios demuestran en forma contundente e inusual en las ciencias sociales, que personas de clase baja y personas que viven en zonas deprimidas, tienen tasas más altas de delitos que otros grupos. Una de las principales teorías sobre violencia e inequidad es la denominada de la "Privación Relativa", teoría que afirma que la desigualdad genera tensiones sociales entre los menos favorecidos, los que se sienten desposeídos en comparación con personas más ricas. La sensación de desventaja y la injusticia lleva a los pobres a buscar compensación y satisfacción por todos los medios, incluyendo delitos contra pobres y ricos.

Según la economista Deborah Hardoom la Fundación Internacional Oxman, la desigualdad económica extrema crea tensión entre los ricos y los pobres dando por resultado conflictos, resentimientos y delitos como el robo y el atraco que pueden llegar a ser violentos. Pone de ejemplo Sudáfrica, el país más desigual del mundo, con altas tasas de delitos violentos; con más de doscientos robos callejeros al día, proporciona un poderoso ejemplo de cómo la violencia puede manifestarse cuando la gente lo toma como justo desafiar la exclusión social y redistribuir la riqueza.

Un estudio de la Universidad de Utah, USA (Richard Fowles y Mary Merva)  sobre criminalidad, violencia e inequidad, plantean en primer lugar que una persona que percibe la distribución del ingreso como desigual e inequitativa pueden recurrir al delito de robo o atraco  como un método para  manifestar su inconformismo. En segundo lugar, la injusticia percibida puede generar sentimientos de frustración e ira, que en casos extremos puede manifestarse en forma de comportamiento criminal y violento. Entonces la desigualdad económica está correlacionada positivamente con daño a la propiedad y crímenes violentos. La relación entre la desigualdad salarial y la actividad delictiva también es un tema interesante por sus implicaciones políticas. 

Colombia ocupa el deshonroso octavo lugar en desigualdad en el mundo, despues de Sur África, Namibia, Botsuana, Zambia, Honduras, Republica Centro Africana y Lesoto.  En inequidad y desigualdad, Colombia, país rico, está en los últimos lugares con cinco países pobres de África. 

Comentarios