El 9 de abril de 1948 en Ibagué (I)

9 Abr 2017 - 3:01am

El 9 de abril de 1948 en Ibagué (I)

Publicada por
PABLO ISAZA, M.D.
Autor:

El 9 de abril de 1948, en Bogotá, a la 1:10 minutos de la tarde fue asesinado el líder liberal Jorge Eliécer Gaitán, desencadenándose la violencia en el país. Ibagué no fue la excepción. Una hora más tarde una multitud enardecida se agolpaba frente a la Gobernación del Tolima y grupos desordenados recorrían las calles. El gobernador de entonces era Gonzalo París Lozano de filiación liberal.

El grupo de la gobernación superó la resistencia de un agente de policía y entró al despacho del Gobernador reclamando que quería la presencia del Dr. Alberto Díaz, director de Educación de filiación conservador. El Dr. Díaz había logrado esconderse en la Secretaría de Hacienda. Temiendo lo peor, el Gobernador se comunicó con el mayor Eusebio Cortez, comandante de la Guarnición de Ibagué pidiéndole que lo asilara en el cuartel. Con la ayuda de del teniente García Naranjo, comandante del Distrito Militar No 34, y del director de Tránsito Departamental, Eudoro Lucena se sorteó la situación.

A las 3 de la tarde, en el barrio Belén, era atacado el cuartel de policía situado frente al panóptico desde se sucedían descargas de fusil provenientes de las ventanas superiores y el jardín. La fuerza de policía contaba con apenas 27 agentes. En el cuartel se guardaba gran cantidad de armamento. El gobernador París Lozano informó al mayor Cortez ,quien destaco dos secciones al mando del capitán Antonio Vicente Duque. El ejército fue recibido a bala por los atrincherados en el panóptico. Luego de tres horas y viendo que no era posible reducir a los atacantes el comandante Cortez envió otra sección de hombres al mando del subteniente Armando Pinzón quien logró hacer contacto con el capitán Duque.

Finalmente los revoltosos del panóptico huyeron por la parte trasera no sin antes dinamitar la puerta principal. Al entrar el ejército encontró el cadáver destrozado del director del panóptico coronel Eugenio Varón Pérez.

En la carrera Quinta con calle 25, sitio conocido como “Cuatro Esquinas” porque por este costado se acababa la ciudad, una turba esgrimiendo machetes, cuchillos y garrotes atacaba la casa de Bernardino Rubio (el ‘Tuerto’) quien para defenderse disparaba una escopeta. Finalmente fue alcanzado por la multitud causándole la muerte y ensañándose con su cadáver. Por la calles subían y bajaban hombres y mujeres armados de machetes destrozando y saqueando los almacenes que encontraban a su paso. El almacén “El Día” de don Marco J. Ramírez fue reducido a cenizas. La plaza de mercado en su sección de frutas fue incendiada y salvándose las demás secciones por la fuerte lluvia que se inició a eso de las 5 de la tarde.

Por la carrera Segunda hacia la calle Sexta sitio conocido como la “Hoyada” (hoy barrio Libertador) se veían hombres con cortes de paño, trajes masculinos y hasta cinco sombreros de fieltro fino, ingleses, uno sobre otro, calados en la cabeza.

Al finalizar el día habían muerto 15 personas, heridas 50, quedando destruido el centro de Ibagué.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.