“Ni Hitler usó armas químicas”

23 Abr 2017 - 3:01am

“Ni Hitler usó armas químicas”

Publicada por
PABLO ISAZA, M.D.
Autor:

“Hitler ni siquiera cayo tan bajo como para usar armas químicas” La afirmación hecha por Sean Spicer, secretario de Prensa del Presidente Donald Trump, a propósito del uso de armas químicas en la terrible guerra de Siria, no es cierta.

Los Nazis comenzaron a experimentar con gases tóxicos en 1939, cuando iniciaron el programa “eutanasia” aplicado a pacientes con discapacidades físicas y mentales considerados “indignos de la vida”.

En 1936 en Alemania el químico Gerhard Schrader completó la síntesis de un veneno potente para atacar el sistema nervioso. Aseguraron que era un pesticida denominándolo Tabú. No lo utilizaron en el campo de batalla pero si en campos de concentración para prisioneros de guerra. En 1943, en uno de estos campos, forzaron a los prisioneros a laborar en una fábrica de gas Tabú exponiéndolos a intoxicación y muerte. Cuando presentaban los síntomas de la intoxicación se les negaba la atención médica. Los nazis observaron que el veneno incoloro casi inodoro causaba asfixia y muerte en menos de 15 minutos.

Por 1943 un equipo de científicos militares alemanes desarrollaron otro agente tóxico nervioso llamado Sarín seis veces más potente que el Tabú. El nuevo agente fue experimentado también en los prisioneros de guerra. Una cuarta parte de ellos murió luego de una terrible agonía. Los sobrevivientes eran enviados en vagones que contenían toneladas del agente para saber si se presentaban fugas del gas y morían. Con burla los nazis los llamaban “canarios enjaulados”

Para mayor ilustración del Jefe Prensa de la Casa Blanca, Hitler uso en altas concentraciones el gas Zyklon-B en las cámaras de muerte de los campos de concentración para judíos. El Zyklon-B ataca el cerebro, causa dolor extremo, convulsiones violentas y mata a cualquier persona que inhala de un paro cardíaco en segundos.

El Zyklon B es conocido como ácido prúsico (cianuro). Tiene el olor de almendras amargas. Es más ligero que el aire y penetra por inhalación en los tejidos más profundos de los pulmones. Allí bloquea la respiración celular. El cerebro y el corazón son atacados primero. Comienza con una sensación punzante en el pecho, causando dolores espasmódicos similares a las crisis epilépticas. La muerte por paro cardíaco-circulatorio ocurre generalmente en segundos. El cianuro es uno de los venenos más rápido actúa.

Una vez esparcido el gas poco probable que el veneno trabajara a la misma velocidad en todas las áreas, dado el tamaño de la cámara de gas; la gente desafortunada que estaba respirando concentraciones menores sufriría mucho más. Una intoxicación más baja conduce a una obstrucción de la sangre en los pulmones y así causa dificultad para respirar. En el campo de concentración de Auschwitz entre mayo y junio de 1944 murieron en las cámaras de gas más de 300 mil judíos. Para ahorrar el químico usaban monóxido de carbono proveniente de plantas diésel

Por lo anteriormente expuesto la afirmación del señor Sean Spicer vocero de la Casa Blanca no es cierta. Hitler si uso armas químicas.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.