Secretos médicos del Tour de Francia (II)

23 Jul 2017 - 3:01am

Secretos médicos del Tour de Francia (II)

Publicada por
PABLO ISAZA, M.D.
Autor:

El rendimiento de Nairo Quintana en el Tour de Francia no fue el esperado por las capacidades demostradas a través de su carrera deportiva. La explicación más justa parece ser el haber tomado la determinación, junto con su equipo, Movistar, de correr el Giro de Italia y el Tour de Francia. Desde el punto de vista fisiológico esta parece ser la mejor explicación. Nairo ha llegado al Tour sobrecargado de esfuerzo, de kilómetros recorridos, y su recuperación no fue la mejor. El tiempo entre una y otra carrera no fue suficiente para adaptar su organismo a las exigencias extremas del Tour. El esfuerzo en las carreras ciclísticas de tres semanas pasa factura. Veamos.

El procesamiento del glucógeno, el combustible del que requieren los músculos se altera. A pesar de consumir entre 75 y 80% de hidratos de carbono, entre 6,000 y 9,000 calorías por dia, estas no son suficientes. ¿Por qué? El daño muscular que se produce hace que estos no conserven la misma capacidad para almacenar glucógeno.

Como veíamos en anterior columna, el estrés que sufren los músculos por el esfuerzo durante la carrera provoca microdesgarros y, a su vez, inflamación producida por el proceso de reparación de la fibra muscular, hinchazón que se manifiesta en sensación de cansancio y, en casos extremos, dolor. El cuerpo en su sistema muscular requiere de tiempo para sanar. De no ser así, se emprende otro desafío con la posibilidad de enfrentarlo con músculos inflamados y en proceso de recuperación. El Dr. Max Testa, director médico del equipo BMC Racing y exdirector médico del 7-Eleven y Motorola, considera que “si usted inicia una competencia sin estar completamente recuperado, su cuerpo está en una situación de desventaja, se cansa más y tiene menos posibilidades de ganar”.

Hay más y tiene que ver con la sangre, la hemoglobina y el oxígeno que ésta transporta. En las carreras de tres semanas se destruyen glóbulos rojos y por lo tanto baja la hemoglobina. Las cifras normales de hemoglobina se encuentran entre 14 y 15 gramos. Al cruzar la línea de meta en Paris es posible que la hemoglobina haya bajado a 12 o 13 gramos. El competidor que sufra este fenómeno se encuentra pseudoanémico, lo que deteriora su sistema inmunológico, y le hace vulnerable a las infecciones.

Nairo Quintana tomó el reto de correr Giro y Tour y es posible que esto le haya costado su desempeño. Lo grande de Nairo es su capacidad de lucha a pesar de la adversidad. Esto es lo que lo hace ser el mejor ciclista de la historia de Colombia, uno de los mejores del mundo y un ejemplo para la juventud. La derrota de Nairo lo ha hecho más grande. Como a Eddie Merck, Miguel Induráin o Bernard Hainaut, en su tiempo, que siendo grandes campeones también conocieron la derrota.

La pregunta es: ¿el director médico, Dr. Jesús Hoyos, valoró suficientemente el estado y la recuperación de Nairo Quintana para que corriera el Tour?

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.