Noche de paz

31 Dic 2017 - 3:01am

Noche de paz

Publicada por
PABLO ISAZA, M.D.
Autor:

Si bien ya pasó la Navidad, el espíritu navideño continua por tradición hasta los primeros días de enero. Todavía podemos recordar la historia del villancico mas conocido y cantado en el mundo occidental y aún en algunas regiones no occidentales: ‘Noche de paz’ en español, ‘Silent night’ en inglés y ‘Estille nacht’ en alemán. El villancico Noche de Paz es un canto a la paz. Los villancicos, cantos de la Navidad, tienen su origen en la Edad Media cuando las sencillas gentes del campo cantaban alegres canciones que tenían que ver con lo sucedido en las villas, sucesos de amor, de fallecimientos, de cosechas y descripciones de la naturaleza. Los eclesiásticos de la época los adaptaron a la navidad. Como provenían de las villas los llamaron villancicos.

‘Noche de Paz’ nació en Austria y fue compuesto en 1818 por dos hombres sencillos, el uno sacerdote y musico, Jsephus Franciscus Mohr y el otro profesor y musico, Franz Xavier Gruber.

Jsephus Mohr nació en Salzburgo, la cuna de Wolfang Amadeus Mozart, el 11 de diciembre de 1792. Hijo ilegítimo de madre en extrema pobreza, fue educado por benefactores que descubrieron en él inteligencia y talento especialmente para la música. Ya adolescente sirvió como cantante y violinista en la iglesia de San Pedro del Monasterio Benedictino de Salzburgo. En 1811 entró al seminario, después de obtener un permiso especial por ser hijo ilegítimo. En agosto de 1821 se ordenó al iniciar su sacerdocio en pequeños poblados cercanos a Salzburgo. Visitaba lugares que por los crudos inviernos y el deficiente trasporte hacían de cortas distancias largos viajes. Contrajo la tuberculosis, enfermedad que lo agobió hasta su muerte.

En 1816 escribió un poema a la paz que llamó ‘Noche de Paz’. ¿Por qué a la paz? Salzburgo fue asolada por la guerra desatada en Europa por Napoleón Bonaparte, que sumió a la población en pobreza. Las clases menos favorecidas, a las que pertenecía Mohr, eran explotadas por los arzobispos dueños de las minas de sal cercanas.

Franz Xavier Gruber nació el 25 de noviembre de 1787 cerca de Salzburgo. También pobre, estudió para profesor escolar si bien su pasión era la música, la que también estudió, por lo que llegó a ser organista de la iglesia local. Gruber y Mohr se encontraron trabajando en la iglesia de Oberndofs, donde ante un pedido de una pieza musical en la Navidad de 1818, Gruber compuso la música para el poema. Lo hicieron con guitarra, pues el órgano estaba deteriorado. Fue la primera vez que se escuchó ‘Noche de Paz’.

Mohr compuso el poema en alemán inspirado en un cuadro de la natividad. Su letra, recordando los horrores de la guerra dice, “Hoy ha vencido el amor Todo es paz en la obscuridad”. Durante la Primera Guerra Mundial, en la trincheras, alemanes e ingleses, por iniciativa del soldado inglés William Graham, hicieron una pausa, cantaron Noche de Paz, se abrazaron, volviendo nuevamente a las trincheras. Habían cantado a la paz.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.