Temas de medicina y salud

23 Sep 2018 - 1:24pm

Temas de medicina y salud

Publicada por
PABLO ISAZA, M.D.
Autor:

Demencia. Los niveles de demencia, como la enfermedad de Alzheimer, en países en desarrollo, principalmente América Latina y El Caribe, son tan graves como en el mundo desarrollado. La demencia, y su forma más común, la enfermedad de Alzheimer, conducen a discapacidades como pérdida de memoria, lo que afecta la calidad de vida del paciente y las personas que lo cuidan. 

Después de la enfermedad de Alzheimer, de etiología degenerativa, la más frecuente es la demencia de origen vascular, antiguamente denominada arteriosclerosis cerebral. Otras patologías prevalentes son la demencia con cuerpos de Lewy y la demencia frontotemporal. En la actualidad, más de 46 millones de personas sufren demencia en todo el mundo. Si la tendencia continúa como hasta ahora, en 2050 habrá 131,5 millones. En los países con ingresos medios o bajos, el 94% de las personas que sufren demencia son atendidos en el propio domicilio, la mayoría de las veces sin ningún tipo de ayuda. A lo largo de 2015 han aparecido 9,9 millones de casos de demencia nuevos en todo el mundo, uno cada 3 segundos. La incidencia de la demencia aumenta exponencialmente con la edad. Hasta que se descubra un tratamiento efectivo para esta enfermedad, la tendencia en salud pública es la prevención de enfermedades crónicas y  actividad física de las personas. De esta manera se conseguirá retrasar la edad media de aparición.

Productos adelgazantes. Científicos han llamado la atención sobre los productos adelgazantes. Algunas sustancias que integran estos productos pueden provocar arritmias potencialmente mortales. Los investigadores concluyen que tres de cada cuatro suplementos para adelgazar, muchos de ellos comprados por internet, contienen ingredientes que podrían causar arritmias mortales. Evaluaron doce suplementos alimentarios y hallaron que ocho contenían al menos un ingrediente relacionado con complicaciones cardíacas peligrosas, como la arritmia ventricular, el infarto de miocardio y la muerte súbita. Si bien todos los productos incluían una lista de sus componentes, ninguno presentaba una advertencia sobre los potenciales efectos cardíacos adversos, lo que oculta a los clientes los peligros de esas píldoras y otras presentaciones para adelgazar, señalan los autores del estudio. Algunas de las sustancias halladas pueden causar problemas por reducir los niveles de potasio, lo que podría alterar el sistema eléctrico del corazón.

Medicamentos para la ansiedad o “tranquilizantes”. Las benzodiazepinas (ativan, alprazolam, etc.), una clase de ansiolíticos, son medicamentos recetados comúnmente con el potencial de abuso, adicción y sobredosis. Recetadas por médico y con justificada causa clínica son medicamentos efectivos contra una variedad de patologías. Pero el abuso de pastillas de benzodiazepinas es comparable a la epidemia de “pepas” o pastillas de opiáceos que se presenta actualmente en el mundo. 

“La gente no aprecia que las benzodiacepinas son adictivas y que la gente abusa de ellas”, señaló la Dra. Anna Lembke, profesora de psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford. A largo plazo las benzodiazepinas pueden llevar a enfermedades neurológicas que causan perdida de la locomoción y trastornos mentales.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.