El mundo contra Monsanto

21 Oct 2018 - 3:01am

El mundo contra Monsanto

Publicada por
PABLO ISAZA, M.D.
Autor:

“El mundo está en contra de ellos: una nueva era de demandas por cáncer amenaza a Monsanto”. Así titula el diario Guardian de Londres un articulo sobre las consecuencias que tendrá para Monsanto, empresa agroquímica fabricante del glifosato tras el fallo condenatorio al comprobarse que el químico causó cáncer a un jardinero en Estados Unidos. En un veredicto histórico en agosto, un jurado dictaminó que Monsanto había causado cáncer terminal a un hombre y ordenó a la empresa agroquímica que pagara 289 millones de dólares en daños y perjuicios. El juicio Johnson contra Monsanto fue innovador porque el juez permitió que los abogados del demandante presentaran investigaciones y testimonios de expertos sobre el glifosato y los riesgos para la salud, evidencia científica que el jurado finalmente encontró creíble y convincente.

Otras familias ahora buscan justicia. El paciente Dean Brooks desarrollo un Linfoma No Hodking (LNH). En diciembre de 2015 se enteró que tenía un cáncer de sangre, el LNH, que estaba atacando su sistema inmunológico; para julio de 2016, Dean estaba muerto.

“Es como un asesino en serie, el mundo está en su contra. Si nos hubieran dado información exacta, si nos hubieran advertido que es potencialmente cancerígeno esto no habría pasado”, dijo la esposa de Brooke. Otro caso es el de Alberta y Alva Pilliod, una pareja de California.

Alberta, de setenta y cuatro años, tiene cáncer cerebral, mientras que su esposo, de setenta y seis, sufre de un cáncer de huesos que según él, ha invadido su pelvis y columna vertebral, ambas formas de LNH. No usaron equipo de protección cuando rociaron y que no habrían usado el Roundup (glifosato) de la manera en que lo hicieron si hubieran conocido los riesgos.

“Si nos hubieran dado información exacta, si nos hubieran advertido, esto no habría pasado.” Los Pilliods y otras familias demandantes que se han enfrentado a Monsanto han argumentado durante mucho tiempo que Monsanto dirigió una prolongada campaña de desinformación para convencer a las agencias gubernamentales, a los agricultores y al público en general de que el Roundup (glifosato) era seguro.

Los abogados han citado registros internos de Monsanto que dicen demostrar cómo la compañía ha manipulado y corrompido registros científicos con respecto a la seguridad del herbicida.

El escrutinio se ha intensificado en las últimas semanas. El 26 de septiembre, la destacada revista científica Critical Reviews in Toxicology emitió una “expresión de preocupación”, en la que afirmaba que su investigación publicada sobre la seguridad del glifosato no había declarado plenamente la implicación de Monsanto.

La UE está a punto de tomar una decisión histórica sobre un herbicida omnipresente a base de glifosato. Si bien había extendido su uso por tres años existen ahora voces que hablan de reconsiderar esta decisión. En última instancia, Monsanto podría considerar cambiar las etiquetas para advertir a los consumidores sobre los riesgos de cáncer. Quienes usan el herbicida tendrían así mas elementos de juicio para decidir si lo utilizan o no.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.