Economía para la gente

Uno de los sectores más afectados por la pandemia es el de los micronegocios, en Ibagué la cifra estimada de este tipo de negocios es de 62 mil, la gran mayoría de ellos realizados por cuenta propia en los sectores de comercio y servicios. El clamor de muchos, en los que me incluyo, ha sido que el gobierno los apoye, situación que parece empezar a ser una realidad después del anuncio hecho por el presidente Iván Duque el sábado pasado desde Cali y que bautizó “Economía para la Gente”. Con esta estrategia el Gobierno Nacional busca apoyar entre 2020 y 2022 a 582.640 unidades productivas tipo micronegocio, con una inversión cercana a los 1,7 billones de pesos.
PUBLICIDAD

A la fecha, los apoyos brindados por el gobierno han sido pensados para las microempresas, pequeñas, y medianas empresas. Los micronegocios no han tenido apoyos, fundamentalmente por la informalidad que las caracteriza, no aparecen líneas de apoyo financiero, ni apoyo en asistencia técnica para los procesos de producción, logística y mercadeo.

Por ahora el anuncio no es claro, existe la confusión de igualar los micronegocios con las microempresas, situación que hace que el diseño de políticas no sea efectivo. En la presentación, el Presidente habló de microempresas y el Ministro de comercio habló de micronegocios, la verdad es que entre estos dos hay una gran diferencia, y, si lo que se pretende es apoyar a unidades productivas con menos de 9 empleados y poco capital de trabajo, desde el principio debe quedar claramente especificado que se está hablando de salones de bellezas, talleres de mecánica, entre otros.  

La estrategia presentada plantea que los micronegocios, logren alcanzar la formalidad, con capital semilla, con líneas de crédito, con capacitación, accediendo a las rutas de apoyo, en donde, dependiendo de su tamaño y madurez puedan encontrar apoyos a su medida.

Pienso que la línea base sobre la que se trabajará será la identificada por el DANE a finales del año pasado, por lo que es clave que para el caso de Ibagué se identifique con urgencia este tejido empresarial y se trabaje con él. Para una ciudad como la nuestra este programa es realmente importante, no sólo por las características del tejido empresarial, sino además por la necesidad de alcanzar una transformación productiva.

No hay duda que las secretarías de Desarrollo Económico del municipio y del departamento deben liderar esta oportunidad, deben ser proactivas y buscar desde ya gestionar la mayor cantidad de apoyos e inversión.

Por ahora, el DANE ha identificado los micronegocios para Ibagué, pero no en los restantes 46 municipios, por lo que el reto para la Gobernación arranca desde la construcción de la línea base y la formulación de las rutas de apoyo e intervención. Las Cámaras de Comercio y las universidades pueden ser el gran soporte para las secretarías de Desarrollo Económico, esperemos que esto se concrete.

JAIME EDUARDO REYES

Comentarios