Y de las agendas de reactivación, ¿qué?

Es muy probable que a la fecha la mayoría de los gobiernos municipales esperan que las fuerzas invisibles del mercado actúen de manera rápida y eficiente corrigiendo las fallas heredadas de la pandemia. Sabemos que asumir esta actitud es un error que llevará a mayores niveles de pobreza, desigualdad, de hambre, e inclusive de muerte. Los concejos municipales deberían preguntarle a los alcaldes por las agendas de reactivación económica, y de no tenerlas, promover la formulación de estas.
PUBLICIDAD

La reactivación económica de los municipios es responsabilidad de los gobernantes locales, esa tarea no es delegable ni en el Presidente de la República, ni en los empresarios, ni mucho menos en los hogares. Esta afirmación se respalda en el marco legal colombiano en donde se establece con claridad que el desarrollo económico de los municipios está en cabeza de los alcaldes. Cuando los alcaldes no actúan crece la informalidad y el descontento social.

Por supuesto escribirlo es mucho más fácil que ejecutarlo, pero, por ahí se debe empezar, diseñando una agenda de reactivación económica local. Se debe considerar que el 2021 será un año muy difícil.

Las agendas deberán contemplar el contexto nacional y departamental, en donde el Gobierno Nacional debe establecer el control de la pandemia mediante la vacunación masiva, el financiamiento de campañas de salud pública, y el fortalecimiento de la red pública, en especial las unidades de cuidado intensivo. Por supuesto, deberán coadyuvar con inversiones y crear condiciones macroeconómicas. Ante esta situación los gobiernos municipales deben ser proactivos.

Las medidas que se tomen para crear empleo formal debe reconocer que en Colombia el sistema laboral es muy rígido, el salario mínimo no tiene en cuenta la productividad, los costos salariales son altísimos, por lo que se debe flexibilizar el horario y la jornada laboral, esta tarea es para el gobierno nacional y el Congreso de la República.

La agenda debe establecer tareas para las empresas, estas deberían invertir en bioseguridad y en el talento humano, promover buenas prácticas en toda la cadena de valor, y generar confianza en la actividad empresarial, inversionista e institucional. Los gobiernos locales deberían apoyar estas iniciativas.

Los gobiernos municipales tienen que establecer condiciones que impulsen la atracción de inversión, acompañando e inclusive gestionando, de lo contrario el capital fluirá a donde encuentre las mejores condiciones, sabemos por los índices de competitividad que estamos en desventaja. Además, debe utilizar su presupuesto para que mediante la ejecución de obras públicas se dinamice la economía, intensivas en mano de obra, ejecutables en los barrios, con importantes encadenamientos.

Una tarea de corto plazo para los municipios, y que soporta las agendas de reactivación, es revisar su estructura tributaria, sus gastos y presupuestos de inversión, los alcaldes en el 2021 tienen que dar su mayor esfuerzo ya que las proyecciones indican que solamente hasta finales de año se empezará a recuperar las condiciones previas en 2019.

JAIME EDUARDO REYES

Comentarios