Buenos tiempos para la caficultura colombiana

Colombia tiene cultivadas unas 855.000 hectáreas con cafetales y alrededor de 500.000 familias dependen de esa actividad. El país sigue ocupando el tercer lugar como productor mundial de café detrás de Brasil y Vietnam, tras cosechar 13,9 millones de sacos en 2020, al tiempo que sus exportaciones totalizaron 12,5 millones de sacos.
PUBLICIDAD

Dos factores modificaron el mercado durante los últimos meses; las heladas en Brasil y los bloqueos en Colombia. 

Brasil ya venía con una menor cosecha, producto de la sequía ocurrida en noviembre pasado, y en julio las zonas cafeteras productoras de arábigo, con pérdidas que se calculan en 5 millones de sacos. Esos dos fenómenos harán que Brasil produzca 20 millones de sacos menos que el año anterior, y que el balance cafetero mundial pase de un superávit a un déficit.

A esta situación se suman otras presiones que ha tenido el mercado cafetero en los últimos meses y que han afectado la oferta, pues por el lado de Vietnam, donde se produce cerca de la tercera parte del café robusta del mundo, se han venido presentando problemas para el despacho del grano por la escasez de contenedores para transportar el producto en barco.

Por el lado de Colombia, los caficultores se vieron altamente afectados en mayo y junio por los bloqueos derivados del paro nacional, que afectaron al puerto de Buenaventura, principal canal de exportación para el grano, pues por este sale 60% del café colombiano que se despacha al exterior.

En julio el precio del café alcanzó su valor más alto en la historia US$1,65. El incremento en el pago del bulto de café se explica por la confluencia de dos factores externos: una mala cosecha en Brasil, que ha afectado la oferta internacional del grano, y por ende su precio en la bolsa de Nueva York, y a una tasa de cambio que ha venido subiendo de manera importante en los últimos dos meses, pues durante lo corrido del año el dólar viene en una carrera ascendente, con algunos altibajos.

Colombia produjo en julio 1,2 millones de sacos de 60 kilogramos de café, un 8% menos frente a los 1,3 millones producidos en el mismo mes de 2020. De otro lado, las exportaciones de café de Colombia en julio siguieron recuperando el terreno perdido por la pandemia y los bloqueos ocasionados por las protestas y crecieron 9%, a 1,2 millones de sacos, frente a los 1,1 millones exportados en el mismo mes del año pasado. Las exportaciones de café de Colombia crecieron 9% en julio, gracias a un gran trabajo logístico y a que el flujo de carga hacia puertos ha mejorado. El comportamiento de las exportaciones se da en medio de un incremento de los precios internacionales, que recientemente tocaron máximos récord. En el acumulado entre enero y julio, las ventas externas de café aumentaron un 2 por ciento a 6,97 millones de sacos, frente a igual tramo de 2020.

JAIME EDUARDO REYES

Comentarios