Cuando florecen los campos

17 Ago 2019 - 3:01am

Cuando florecen los campos

Publicada por
MARÍA YOLANDA JARAMILLO
Autor:

Antes de 1850 en Colombia, la actividad economía era muy precaria, debido a varias circunstancias: primero, la población indígena fue diezmada por la conquista, y por los trabajos forzados.

Años después, surgen los movimientos de libertad, oprimidos contra los opresores (revolución de los comuneros – 20 de Julio). Surge posteriormente la primera guerra civil - Centralistas y Federalistas (la patria boba).

Se buscaba imponer en forma intransigente el orden jurídico (se creía que las revoluciones se hace más con las leyes, que con las armas). Todo lo avanzado retrocede, cuando la corona española dio comienzo, al Régimen del Terror; centenares de mujeres y hombres ilustres, pagaron con la ofrenda de su sangre, el precio de la libertad… lo cual obliga a una contraofensiva, se moviliza toda la población para conformar el Ejército Patriota; dos eventos marcaron el día señalado para la victoria, el triunfo en el Pantano de Vargas y la posterior victoria final en el Puente de Boyacá, el 7 de agosto de 1819; cuyo Centenario conmemoramos.

El General Bolívar continuó en pie de lucha; para sellar la independencia definitiva en América, para ello, se enfrentaron en la Batalla de Carabobo (Venezuela) Pichincha (Ecuador), Junín (Perú) y Ayacucho (Bolivia). El país con todo esto se agotó, quedó en bancarrota, muchos hogares quedaron en la miseria, había que acudir al crédito exterior.

Por lo sucedido, solo en 1850 surgió la actividad económica “Florecen Los Campos”, se da apertura a varios frentes agrícolas, donde se expande la Colonización Antioqueña con maíz, centeno y trigo; se destaca Santander como cultivador de café, cubría el 87% de la producción nacional.

Al entrar al siglo XXI, nuestro tiempo, deseo hacer notar que también en nuestra época “Florecen Los Campos” me refiero al sector rural de Ibagué, en la vereda China Alta galardonada con el primer puesto al mejor Café cosechado en la finca Morro Azul, el segundo lugar para la vereda Laureles finca El Naranjal; premiadas en el evento “Café Festival”.

Estas veredas hacen parte de un proyecto de Calidad Educativa, que la Secretaria de Educación Municipal lidera con los docentes rurales, motivándolos para retomar con entusiasmo la enseñanza de nuestra historia, y la geografía de su espacio territorial.

Este proyecto de Calidad Educativa en la zona rural de Ibagué forma líderes en el cumplimiento de lo preceptuado en la ley No. 1874 de diciembre de 2017, obligatoriedad en la enseñanza de la historia; además, el cumplimiento del plan de desarrollo 2016-2019, “Con todo el corazón”, “cierre de brechas campo – ciudad”.

Los docentes apoyan esta labor académica con el libro texto “Los Colores de la Historia”. Estos eventos contribuyen a la consolidación de comunidades, con gran sentido de pertenencia, dispuestas a propiciar todo lo necesario, para que florezcan los campos de nuestra región, en eterna primavera.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.