Nuevas versiones del “Quijote”

28 Sep 2019 - 3:01am

Nuevas versiones del “Quijote”

Publicada por
MARÍA YOLANDA JARAMILLO
Autor:

La famosa novela El Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes, es una obra en la estantería de lo clásico, que no ha dejado de ser novedad en cualquier librería. Don Quijote y Sancho Panza son divertidos y entretienen; y de vez en cuando según la disposición del lector, invitan a pensar. La gran genialidad del autor de este clásico “El Quijote”, llevó al personaje a ser especialista en el mundo de las derrotas – Dulcinea, los molinos de viento… esta gran imaginación cervantina de incontables sucesos argumentales, retratan a una pareja inverosímil, que sin proponerse muchos en su arte de vivir, tratan de imitarlos; de ahí la expresión popular “Quijotada” cuando se quiere calificar algo como absurdo, disparatado, ilógico, salido de la sensatez, como en muchas situaciones diarias, pero de preferencia en los escenarios políticos, que es donde más califica el “Quijote”, por ejemplo, uno de ellos que nos sitúa en el presente es al final de la década de los años 50 cuando comenzó el Frente Nacional, producto de muchas conversaciones bipartidistas (Liberales - Conservadores) y de varios acuerdos programados, para bajar el tono a las pasiones partidistas, en su ambición por el poder.

Se acordó alternar la Presidencia, periodo Liberal, periodo Conservador, fue una salida, pero tiene más de “Quijotada”, porque sepultó las opciones políticas diferentes tanto del partido Liberal como del partido Conservador, lo cual aún persiste con un agravante, tienden a desaparecer del escenario político como hoy se está viendo; esto se agudiza desde la Constitución de 1991, que abrió la puerta a la democracia, con una gran opción política se llegó a la exagerada abundancia de 90 partidos políticos expuestos a todos los efectos desintegradores que esto puede tener ¿no es quizás otra “Quijotada”?. El analista político Alejo Vargas en su columna de opinión comenta “la actual campaña para las elecciones regionales y locales nos muestran el desdibujamiento de las identidades partidistas y los que todavía aparentan serlo se parecen cada vez más a unas especies de “agencias de avales de candidatos”. Esto se vive en el escenario político en Ibagué y en el Tolima, donde el carnaval de los avales, es la única garantía de triunfo electoral ¿qué ideología de partido predominará en este arcoíris político?...

Además se reportan dos candidatos que quieren un reconocimiento por lo que no son: el plagio en sus propuestas de gobierno, de otros programas ¿será esto otra “Quijotada”?. Para el final de este divertido escenario político les complemento con la fábula de Fedro: “Un lobo y un cordero empujados por la sed llegaron al mismo riachuelo. El lobo se detuvo más arriba, más abajo se situó el cordero, el lobo buscó un pretexto para pelearse -¿por qué –dijo– enturbias el agua que estoy bebiendo? El cordero respondió – perdón ¿Cómo puedo hacer eso, si bebo el agua que pasa antes por ti?. El lobo derrotado por la evidencia del hecho, dijo –hace seis meses hablaste mal de mí– el cordero rebatió -¡pero si aún no había nacido!– fue tu padre el que habló mal de mí-, e inmediatamente se le echó encima y lo despedazo hasta matarlo injustamente… él se come el cordero porque lo ha agraviado…”.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.