No ignore a su cliente, investíguelo

El año se termina y los empresarios esperan que con él se vaya la incertidumbre económica que embargó al país durante todo el 2019. El Gobierno nacional proyecta que la economía colombiana crecerá un 3,4% el próximo año, pero esto no es necesariamente síntoma de buenas noticias para todas las empresas nacionales.

La construcción, donde hay billones de pesos en stock, es uno de los sectores que dependen de factores externos como el precio del dólar, las políticas del gobierno y los cambios sociales influenciados por países del primer mundo. En consecuencia, el accionar de muchas organizaciones debe ser orientado a cambiar la forma en la que diseñan sus productos y servicios.

Las empresas, sobre todo las que tienen muchos años en el mercado, no pueden obviar dos aspectos imprescindibles para su sostenibilidad: investigar a su cliente e innovar con los resultados de dicha indagación. Ambos son necesarios para que las compañías no se vean afectadas drásticamente en tiempos de crisis, y además, son dependientes.

Los hábitos de una persona de 40 años, perteneciente al estrato 5 y con una familia tradicional, son muy distintos a una persona que así tenga la misma edad y pertenezca al mismo estrato lleve el siguiente estilo de vida: viaja todos los años a Europa, no quiere compromisos ni hijos, sigue las tendencias de los famosos en Instagram y tiene eventos sociales cada ocho o 15 días. A pesar de contar con dos similitudes demográficas el estilo de vida de la segunda persona le da un giro de 180º a su comportamiento como consumidor.

Los constructores no pueden seguir diseñando sus proyectos de apartamentos bajo las mismas premisas de buena ubicación, precio y zonas comunes. Las dinámicas sociales han cambiando hasta el punto de transformar las familias. Hay nuevos tipos de hogares, y por ende, nuevas estilos de vida y comportamientos de consumo, que de no estudiarlos será difícil entenderlos.

En una empresa que ha visto decrecer sus ventas en el último año seguramente se están haciendo interrogantes como ¿Debo reducir los precios? ¿Es necesario ser más agresivos en publicidad? ¿Necesito brindar incentivos? ¿No he logrado fidelizar al cliente? Si bien es cierto es oportuno indagar sobre estos aspectos, es aún más importante encontrar respuesta a ¿El producto que ofrezco hoy ya no es acorde a las necesidades del mercado? ¿Los agentes comerciales le siguen vendiendo a un consumidor del pasado?

En tal sentido, realizar sondeos permite identificar comportamientos, estilos de vida y nuevas necesidades para así determinar su respuesta ante los cambios del mercado. Esto le ayudará a desarrollar productos y servicios útiles para los clientes que existen hoy.

Comentarios