No abusemos de nuestra suerte

Han pasado cerca de 8 meses desde que el coronavirus irrumpió en la vida de todo el mundo, generándonos desde entonces una constante incertidumbre por no saber qué nos deparará nuestro futuro inmediato o qué sucederá si las cosas continúan como vienen.
PUBLICIDAD

Desde siempre se supo que en nuestro país, lo difícil sería combatir  la indisciplina social con la que estamos acostumbrados a vivir, puesto que, nos ha costado seguir indicaciones y sostener un comportamiento que esté acorde a determinadas situaciones, más aún con temas de salud como el que nos toca, en donde acatar o no, las recomendaciones y protocolos, se convierte en un juego de vida o de muerte.

En medio de todo, a nosotros no nos ha ido tan mal, si de estadísticas se trata; en agosto, tuvimos uno de los picos más altos de pandemia con 13.000 contagios y 400 muertes en un solo día, y las cifras cayeron a menos de la mitad a mediados de septiembre. En ese sentido, el Gobierno no bajó la guardia, al contrario, aumentó el número de pruebas para detectar casos positivos  y aislarlos.

Según el Ministerio de Salud, el mes pasado se hacían unas 36.000 pruebas por día y hoy se acercan a 50.000, esa es la razón por la que los contagios han vuelto a subir un poco, pasando de promedios de 6.000 a unos 7.500 diarios. Ahora, en cuanto a las muertes, que siempre serán lamentables, en octubre mantienen su tendencia a la baja, pues en agosto cerraron por encima de 300 diarias y este mes se promedian en 160. Es importante señalar, que las cifras de septiembre y octubre se han dado ya sin cuarentena, con más del 90% de actividades reactivadas, así que era de esperarse que la pandemia tomara un nuevo aliento.

Pese a las críticas y la improvisación natural que hemos tenido de la pandemia, estamos registrando 597 muertes por millón de habitantes, estando mejor que los demás países del continente: Perú (1.062), Bolivia (757), Brasil (745), Chile (737), Ecuador (732), México (697) y Panamá (625). Argentina, que hasta hace unos días iba mejor que Colombia, la pasó al llegar a 630. En ese indicador clave de muertes por millón de habitantes, también vamos mejor que Estados Unidos, el Reino Unido, Italia, España y Bélgica.

Por lo tanto, es hora de que tomemos conciencia, que realmente cumplamos con las exigencias de cuidado que se nos han impuesto para cuidarnos y proteger a nuestro entorno de ser infectados por el virus. No abusemos de nuestra suerte y de que aún las cosas no están peor. Si continuamos actuando como hasta el momento, seguramente se tendrán que tomar medidas restrictivas como los toques de queda o confinamientos que serán nefastos para nuestra economía, no podemos volver a eso. Por favor, prudencia, disciplina y conciencia, es el camino para salir adelante mientras exista la vacuna.

JOSÉ ADRIÁN MONROY TAFUR

Comentarios