SOS por La Mojana

La vereda Cara’e Gato, corregimiento Bermúdez, municipio San Jacinto del Cauca, en el sur de Bolívar, que así se llama porque el Río ídem no solo lo baña, sino que lo amenaza, es otro rincón olvidado de nuestra ruralidad, donde sucedió un desastre anunciado: el dique que contenía las aguas del gran río, colapsó y abrió un boquete que inundó toda La Mojana. 

Justicia ausente

La justicia, a partir del excesivo garantismo de la Constitución del 91, se ha alejado de la realidad del ciudadano y parece más dedicada a garantizar los derechos de quienes agreden a la sociedad, que a la sociedad agredida.

Amnistía: ¿Por qué no?

El expresidente Uribe lanzó una propuesta de amnistía que él mismo calificó de políticamente incorrecta, porque se opone a la narrativa de la izquierda y el “centrosantismo” alrededor de esa paz que no llegó. Incorrecta o no, la propuesta es tremendamente sensata.

Amnistía: ¿Por qué no?

El expresidente Uribe lanzó una propuesta de amnistía que él mismo calificó de políticamente incorrecta, porque se opone a la narrativa de la izquierda y el “centrosantismo” alrededor de esa paz que no llegó. Incorrecta o no, la propuesta es tremendamente sensata. 

La verdad sesgada, no es la verdad

La antesala de la reunión Uribe - De Roux, fue el discurso mentiroso de Santos en la Comisión de la Verdad, que Uribe desbarató en una entrevista en la que, además, argumentó la ilegitimidad de la Comisión, pero manifestó su voluntad de entrevistarse informalmente con su presidente.

Bogotá: ¿Por qué estamos como estamos?

11 de agosto. El policía Humberto Sabogal, de 42 años, muere asesinado y el país lo llora, los medios lo convierten en “rating”, los políticos dan declaraciones y la Alcaldesa dice que, ahora sí, será implacable con el delito.

¡Narcodeforestación!

La semana anterior me referí al narcodesplazamiento y hoy a la narcodeforestación, y podría escribir también de narcocorrupción, narcoterrorismo, narcopolítica, narcoeconomía y hasta del narcoacuerdo “de paz”, que escondía la claudicación frente al narcotráfico. En este país de estereotipos, los terroristas que atacaron a la ganadería, la izquierda que la estigmatizó y el santismo que la persiguió, se unieron para culparla también de la deforestación, narrativa que compraron los ambientalistas y algunos medios. 

¡Narcodesplazamiento!

Ituango, Antioquia: en el centro de las rutas de la droga del noroccidente del país, por Urabá hacia el mar, norte de Chocó y frontera con Córdoba. Allí llegaron más de 4.000 personas que huyeron de sus hogares con lo que llevaban puesto, y como toda situación es susceptible de empeorar, un derrumbe aisló al municipio con Medellín y un helicóptero que llevaba suministros se fue a tierra.

La “mirada tuerta” de la Cidh

Los colombianos vivimos los bloqueos que la Cidh no vio; la brutalidad de encapuchados que, a machete limpio, impedían la movilización de personas, mercancías, alimentos y ambulancias. Los colombianos pagaremos el costo billonario de la quiebra de empresas, pérdida de empleos, parálisis del comercio exterior y crisis económica.  

Salvaguarda lechera a la vista

“Solo tiene sentido si nos permite exportarles carne y leche”, planteó Fedegán en 2004, cuando iniciaron las negociaciones del TLC con Estados Unidos. Cuando se firmó, en 2006, ante los negativos resultados para la ganadería, afirmé que “sin acceso real al mercado de USA, el TLC no es ni moral ni políticamente defendible”.