El rayo hipnoti-abusador del padre Fredy

“Me puso a descansar en el espíritu y quedé inmóvil. Me desnudó, me volteó y abusó de mí. Afortunadamente y por cosas de Dios, el viejito impotente terminó en segundos, los más largos y asquerosos de mi vida”. 
PUBLICIDAD

El anterior, es solo uno de los testimonios expuestos en redes sociales, al parecer por una joven de nombre Cielo Hernández, quien se considera víctima del reconocido padre Fredy Martínez, capturado la semana anterior por abuso sexual en Ibagué.

Como ese, son muchos los horrores contados en un perfil de Twitter identificado con el usuario @MeCallas y en el que se mencionan detalles de presuntos abusos, no solo sexuales sino de diversa índole a varias personas. Acoso personal y laboral a los integrantes de su grupo musical, rezos malignos, maldiciones y amenazas a todo aquel que contrariara su accionar, estafa a través de la fe con supuestos aceites de tierra santa que resultaron siendo aceites de cocina comprados en el supermercado Makro, hasta otro tipo de versiones que señalan al cura milagroso de efectivamente tener dones de hipnosis y control mental, no solamente para sanar y calmar dolores, sino para abusar de las mujeres, y apropiarse de la vida de las personas y hacerles el mal.  

Para los ibaguereños e incluso para gente de distintas partes de Colombia, las misas de sanación del padre Fredy en Villarrestrepo eran inigualables. Muchos son los testimonios de personas que afirman haber sido sanadas por la unción del hoy capturado sacerdote, y ni hablar de la magia que decían sentir quienes acudían a las llamadas misas campales. Sin embargo, no por ello, las denuncias presentadas pierden valor, mucho más, cuando las mismas versiones reconocen que en efecto el padre tiene dones de unción, los cuales al parecer son usados para su beneficio personal, pues según las denuncias, no es solo el tema sexual, sino también, venganzas, temas económicos, y otro tipo de asuntos, que dejan mucho que pensar de la actitud del líder religioso, y que, para cualquier persona, raya en la brujería y el arte de la magia negra. 

Hoy es necesario que quienes hayan sido víctimas del padre, acudan a la Fiscalía y denuncien. Las denuncias ya hechas y que llevaron a su captura, no solo generan indignación, sino preocupación y dolor en los cientos de feligreses: un padre del que se afirma tiene varias novias, del que se dice es líder de un movimiento sectario donde confluyen acciones místicas para hacer el mal, que cobra por aparte las misas, y que además de ello, maldice a quienes lo atacan, es algo que parece de película, y que muy seguramente tendrá que aclarar, así como tendrá que aclarar los motivos por los cuales seguía oficiando misas clandestinas aun cuando había sido suspendido desde marzo por la iglesia católica por cuenta de dichas denuncias.

JUAN MANUEL DÍAZ

Comentarios