Se necesita una asamblea constituyente con plenos poderes (parte II)

@lasernar1

Es importante que todos tengamos claro quienes intervienen en el nombramiento de los magistrados de las altas cortes en este momento, lo lejos que estamos de una verdadera separación de los tres poderes de que se habla en la constitución y sobre todo el grado de dificultad para que esto cambie sin una asamblea constituyente.

Los magistrados de la sala administrativa del consejo superior de la judicatura son nombrados, dos por la corte suprema de justicia, uno por la corte constitucional y tres por el consejo de estado. La sala disciplinaria por el congreso de ternas enviadas por el gobierno.

Los de la corte constitucional son nombrados por el senado de ternas presentadas por el presidente, la corte suprema de justicia y el consejo de estado. Los magistrados de la corte suprema de justicia y del consejo de estado son nombrados por la respectiva corporación, de listas enviadas por el consejo superior de la judicatura. El Procurador general de la Nación es elegido por el senado de terna integrada por el presidente, la corte suprema de justicia y el consejo de estado.

El Fiscal general de la Nación es nombrado por la corte suprema de justicia de terna enviada por el Presidente de la República. El contralor es nombrado por el Congreso en pleno de terna enviada por la corte suprema de justicia, la corte constitucional y el consejo de estado. Como se puede ver los unos tienen que ver con los otros, el presidente tiene mucha injerencia y el congreso consolida un inmenso poder en todo esto. Tal cual están conformadas las fuerzas al interior del congreso, lo que está en juego y de la coalición que apoya al presidente, es materialmente imposible que las cosas cambien de fondo como lo propone este último. No se puede dejar de lado que la asamblea constituyente que sugiero, no solamente se ocuparía de la justicia, lo haría respecto del poder legislativo y en general de todo el Estado.

Hay cosas que se pueden rescatar de lo que el señor presidente viene diciendo, algunas no requieren mayor esfuerzo y en todo caso el congreso las va a respaldar para aparentar que todo queda resuelto. Es tanto como cambiar todo para que nada cambie. Se habla de soluciones dentro de la misma institucionalidad y no por fuera de esta. Eso, lo reitero, no siempre es posible dados los intereses involucrados que acabo de poner en evidencia.

Lo de acabar con la puerta giratoria es de buen recibo, no puede ser que un magistrado salga de una corte para la otra, después de haber trabajo dicho nombramiento dada su condición. Es apropiado hablar de 20 años de experiencia para llegar a ser magistrado, es algo que efectivamente impediría que muchas personas lleguen a estos altos cargos por el solo hecho de ser político y tener palancas. El tema de modificar los reglamentos de las altas cortes como un mecanismo válido, es aceptable, en estos se puede establecer procedimientos que llevan a la claridad y a la objetividad. Eso incluye la posibilidad de que la misma corte suspenda a uno de sus miembros.

Que las sentencias de la corte constitucional sean publicadas dentro de los tres días siguientes a la decisión y eso para evitar cualquier cosa entre las cuales estarían las presiones de los interesados. Por ahora destaco estos aspectos a manera de ejemplo.

Comentarios