Bien por el Polo

Un importante salto adelante ha dado la izquierda en Colombia al ponérsele fin en el Polo Democrático Alternativo a un resquebrajamiento de su unidad interna que estaba adquiriendo visos preocupantes. Esto es lo que permite evidenciar el hecho de que las más importantes conclusiones del IV Congreso Nacional polista se adoptaran, no por mayoría, lo cual resultaría admisible si las minorías se sometieran democrática y disciplinadamente a ellas, sino por “unanimidad”, lo cual hace suponer que en lo sucesivo no se presenten fisuras sobre los temas así acordados.

Pero más allá de la forma como se aprobaron los acuerdos, lo que interesa es lo acordado, y en ello sí que resalta la importancia de este Congreso, celebrado en Bogotá durante los pasados 15 y 16 de mayo. Además de la ratificación de Clara López y Gustavo Triana en la Presidencia y la Secretaría General del Polo, respectivamente, los 766 delegados respaldaron como un deber histórico la tarea de contribuir al proceso de unidad que se vive fuera de sus fronteras partidarias, entendiendo que no hay camino diferente, si se quiere que la izquierda sea una real opción de poder.

Esa unidad cumple un papel fundamental para sacar adelante el proceso de paz en que están comprometidas las fuerzas democráticas del país, y por eso resulta alentadora la declaración de respaldo de Clara López y de muchos otros líderes. Y tendrá también su papel en las próximas elecciones, que, además de su importancia intrínseca, la tienen también como preparación de las congresuales y presidenciales de 2018.

A este respecto, bien vale la pena conocer las reflexiones que hagan los líderes polistas en las regiones, en las que no siempre es tan copiosa la lucidez evidenciada en el Congreso, y más bien sí abundan los intereses personales, aun a costa de las conveniencias de la colectividad.

Por lo que respecta al Tolima, queremos ser optimistas y creemos tener razones para ello. Sobre todo porque la expulsión de una de las fuerzas raizales del Polo, el Partido Comunista, y el retiro consecuente y solidario de otras, no condujo a enfrentamientos de los líderes de un lado contra los del otro, aunque sí los naturales alejamientos derivados de las nuevas condiciones en que tendrían que moverse estos aliados del pasado reciente.

La valiosa experiencia del IV Congreso del Polo servirá para estimular procesos unitarios tan importantes como Unión Patriótica, Congreso de los Pueblos, Marcha Patriótica, entre otros, que este próximo 22 de mayo se reunirán en Ibagué para hacer el lanzamiento oficial del Frente Amplio del Tolima por la Paz, y al que también el Polo está fraternalmente invitado.

Comentarios