Escultura, punta de iceberg para impedir vías de hecho

La escultura da la bienvenida a quienes llegan a la ciudad de Ibagué, ese fue el criterio que la Alcaldía utilizó en ese momento, para ubicar a Andrés López de Galarza, en el sitio que hoy se encuentra, en un lugar público; si existiera conciencia de lo público, empezando por el gobierno, no estaríamos hablando, censurando y con deseos de castigar a quienes la rechazan.
PUBLICIDAD

Esta ubicación ameritaba un mínimo consenso de la población (el pueblo es superior a sus gobernantes) o de las entidades que tienen responsabilidad, cultural, social, educativa y comunicativa; no se hizo, fue una imposición, posiblemente de uno o dos proponentes, para rendirle homenaje, pero olvidan que la historia lo considera, como uno más de los invasores, que a sangre y fuego, sometieron a la población en la época de la conquista.

Esta historia la conoce muy bien el representante del Crit (Consejo Regional Indígena del Tolima) Herminso Vega, al manifestar que “Sí hay mucho respeto hacia esos personajes, porque los que así piensan no se las llevan a sus casas”, si consideran que son padres de la patria, van al suelo, este movimiento va a seguir, es una herida abierta de más de 500 años, por qué nos obligan a recordar todos los días”, lenguaje sencillo y sincero expresado en el Conversatorio del 17 de Noviembre de 2020 convocado por el Diario El Nuevo Día, en alianza con la Alcaldía representada por Greis Cifuentes, secretaria de Cultura y demás invitados especiales, con el propósito de conceptuar sobre los monumentos en espacio público; en un encuentro digital en el cual participé como observadora.

La participación del Crit expresada con la contundencia necesaria por Herminso, ubicó el debate. Cada uno de los participantes aportó en la búsqueda de alternativas; debido al espacio de la columna, decidí seleccionar una muestra de preguntas y respuestas de los expertos, el lector puede hacer el ejercicio con sus propias respuestas:

¿Por qué se toman decisiones que terminan afectando a la ciudadanía? R/: No son consultadas en el Concejo de gobierno, ignorancia total sobre el tema.

¿Por qué se utilizan vías de hecho, para ser oídos? R/: Porque los buenos modales no son atendidos, el derribar las estatuas y la afectación a Andrés López de Galarza, fueron hechos que propiciaron la reflexión para este diálogo; como se dice, a quien no le duele no lo siente.

¿Derribar estatuas es una tontería? Dialoguemos. R/: No hay diálogo mientras no se vea el problema.              

¿Cuándo hay conocimiento de los hechos y se actúa es “vandalizar”? R/: No es un acto de vandalismo, es querer acabar con algo que no tiene legitimidad como patrimonio histórico cultural – es hacer justicia sobre la verdadera historia-.

Es una pequeña muestra de las más de 30 reflexiones expresadas en el debate. En general el Conservatorio se centró en su propósito, la mayoría de los invitados se solidarizan con quien manifiesta que se debe actuar aceptando positivamente estos signos y voces de protesta. Una alternativa es empezar con la educación y muy especialmente en el cumplimiento de la ley 1874 de 2017 sobre la enseñanza de la historia, reforma curricular del área de Ciencias Sociales, que permita superar los grandes vacíos sobre los valores de nuestra historia.

MARIA YOLANDA JARAMILLO

Comentarios