Senadora María Fernanda Cabal sígale el paso al siglo XXI

Nos aproximamos a un momento muy importante, la conformación de las mayorías en el Congreso; las bancadas en el Senado y Cámara pueden declararse, partidos del nuevo gobierno, independientes, o de oposición.
PUBLICIDAD

La Senadora María Fernanda se autoproclama como jefa de la oposición del nuevo gobierno; bien por ella, tiene la completa libertad, de ofrecer su liderazgo. Lo preocupante, son las razones que la impulsan, a ejercer la oposición según lo expresado por ella en el Diario El Tiempo

“Aquí estoy y soy oposición no los voy a abandonar. Los socialistas solo saben destruir, y nuestra obligación es defender la libertad” (6-20-22).

Senadora, nos preguntamos cuál es la intención, qué quiere promover con esta expresión incendiaria, ¿es un manifiesto radical de extrema derecha? No son a caso, los extremos los que han causado tanto mal en el mundo ¿estamos de acuerdo? Si la historia esta llena de estos ejemplos, me atrevo a pensar que no representa la voz del Centro Democrático, al cual representa, me inclino a pensar que solo es, un Sensacionalismo Efectista. El también Senador Miguel Uribe Turbay igualmente declarado en oposición manifiesta: 

“La prioridad es defender la democracia, la libertad y la actividad económica. Haré una oposición inteligente teniendo en mente a Colombia” (6-20-22). Él quiere una oposición con juicio crítico, es lo correcto. La Senadora insiste en atacar en forma frontal al nuevo gobierno, manifiesta: “vamos a hacer oposición, vamos a buscar alianzas, para poder tener las mayorías, y frenar todos los desmanes que se vendrán de manos de estos personajes audaces que son capaces de todo, puedo liderar la oposición al gobierno de Gustavo Petro. Tengo la capacidad, tengo el discurso, y tengo el conocimiento” (6-22-2022). Sí, Senadora, tiene todos esos talentos, por eso esta en el Congreso; pero en estos tiempos que vivimos, y la dignidad que representa, hace necesario e indispensable agregar otras condiciones como por ejemplo, un nivel de superioridad espiritual, raciocinio, buen juicio y ética, como suma de valores indispensables para quienes orientan el país. 

Preguntemos ¿a quién hay que juzgar y sancionar por los resultados obtenidos en las urnas en las pasadas elecciones presidenciales? ¿Será al gobierno alternativo que logró surgir? ¿o a la casta política que ha gobernado por décadas el país?... tal vez, a los veintidós millones de colombianos que se hicieron sentir en las urnas, (¿cual de todos?...) la Senadora escogió la primera, porque desafortunadamente quiere imponer una oposición, sin sentido crítico. Lo cual es lamentable para los veintidós millones de colombianos que apostaron por un cambio de la estructura política, y que han fallado tanto en el resurgir de nuestro país. Senadora, no le parece que es mejor para el país, el cual usted defiende con tanta pasión, buscar acuerdos en lo fundamental, si sinceramente se quiere hacer un bien al país. Así Dios y la Patria se lo agradecerán. 

 

MARÍA YOLANDA JARAMILLO

Comentarios