Prodigio del cuadro renovado

Cuadro renovado que cimienta la Identidad Cultural - Religiosa de la Iglesia, que hoy 9 de Julio conmemora la Parroquia “Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquira” es su fiesta patronal, organizada por su Párroco José Yabán Lozano y los grupos pastorales, en honor a la exaltación de nuestra señora, Reina y Patrona de Colombia.
PUBLICIDAD

 Esta fecha, me permite la presencia de la historia, y de  cada generación de historiadores, que ilustran los caminos de grandeza, o de indignidad que hace siglos recorre la humanidad. Este recorrido resalta la Cultura – Religiosa que impacta, y la historia que inmortaliza en crónicas, así: “En el año 1562, llega al nuevo mundo Fray Andrés Jadraque misionero Dominico, quien desea entronizar en una capilla de encomiendas la imagen de la Virgen del Rosario,   devoción muy acogida por su Orden Dominicana”. En Tunja vivía un pintor español Alonso de Narváez,  a quien le encomienda la elaboración del cuadro, el comienza con mezclas de tierra de colores, zumo de hierbas y flores, y empieza su labor, en un lienzo de algodón, tejido por los indígenas. El cuadro representa la Virgen  y al niño Jesús apoyado en su brazo izquierdo, acompañados por San Antonio de Padua y San Andrés. Se entroniza en la capilla, permanece por más de una década. Esta misión iniciada fue trasladada a otro centro, por consiguiente la capilla queda olvidada  y con el tiempo las imágenes del lienzo se deterioran totalmente; deciden darle un uso al lienzo, para secar el trigo al sol. 

En 1565 llega María Ramos a Chiquinquira, encontró el lienzo abandonado, al saber su historia, lo instaló en un sitio especial, diariamente expresaba: ¿hasta cuando Rosa del cielo, habéis de estar tan escondida? ¿Cuándo será el día en que os manifestéis y os dejéis ver al descubierto, para que mis ojos se regalen de vuestra soberana hermosura, que llene de gozo y alegría mi alma?”. 
 

Un  26 de diciembre de 1586, estando en esta diaria oración, la imagen de la Virgen despedía una luz que llenaba de claridad toda la instancia, iluminando las imágenes del lienzo. Esta noticia del prodigio, se propagó rápidamente. El  9 de Julio de 1919 fue proclamada por la Iglesia y coronada como Reina y Patrona de Colombia. En 1636 los Frailes Dominicos obtuvieron ser sus guardianes.

Su santidad San Juan Pablo II peregrino al Santuario de Chiquinquira en 1986, consagro el país a la protección y amparo de “Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquira”.  La Iglesia a despertado la espiritualidad Mariana desde su magisterio, como relación esencia, vital en su excelsa dignidad como madre de Dios. Hoy en este día especial nos unimos en solemne eucaristía a las  5.00 p.m. con el Arzobispo Monseñor Orlando Roa. 

El Domingo (10 de Julio) es el reencuentro con al comunidad Ibaguereña, en el compartir como necesario aporte para la parroquia, la cual agradece su ayuda. 

MARIA YOLANDA JARAMILLO

Comentarios