Ibagué, rajada en competitividad

Preocupante el informe presentado por el doctor Luis Alfredo Huertas, quien ha hecho una gran labor al frente de la Cámara de Comercio de Ibagué, según el cual en 2017, 2,000 empresas cancelaron su registro mercantil en la ciudad, de las cuales 162 cambiaron de domicilio, principalmente a Bogotá y el eje cafetero, por que encontraron mejores condiciones de competitividad, y a pesar de que el numero de nuevos registros fue superior, el 99% correspondió microempresas cuyos activos fueron inferiores en 5 mil millones a las que se fueron ( 47 mil Vs 52 mil)

Esta es una pésima noticia para una ciudad como Ibagué que tiene un índice de pobreza monetaria del 18% y una tasa de desempleo del 12.6% con una informalidad del 58%. Nos estamos rajando en competitividad, así lo confirma el ranking del ‘Doing Business’ del Banco Mundial por ciudad en Colombia donde Ibagué se ubica en el puesto numero 26 entre 32 y queda de última en uno de los indicadores clave que es el de la facilidad para obtener licencias de construcción.

No nos hemos dado cuenta que la competitividad de un país o de una región es un bien público y como tal es en gran medida un asunto del estado proveerlo, ósea un asunto del cual se deben ocupar los políticos. Todas las sociedades sin excepción alguna que han logrado derrotar la pobreza y lograr altos estándares de vida, lo han hecho gracias a un sector empresarial pujante que ha prosperado gracias a la competitividad especifica del país.

Es urgente que haya un gran acuerdo por la competitividad entre la clase política, los gremios y la academia. De ese gran acuerdo debe salir un propuesta tributaria, de simplificación de procedimientos, de priorización de la inversión pública, de identificación de sectores clave y de atracción de inversión privada para la región. Por ejemplo, mucho se habla de las ventajas comparativas de Ibagué como centro logístico: ¿Se ha conformado una delegación mixta que le proponga a almacenes Éxito crear una bodega de distribución en la ciudad para todo el país? ¿Se le ha propuesto a alguna empresa, de las muchas cuyos productos llegan de los puertos a Bogotá para luego ser despachados y facturados de allí de vuelta a otras ciudades, que instalen una bodega de despacho y facturación en Ibagué con un régimen especial del impuesto del ICA? ¿Se ha invitado a alguna gran empresa reencauchadora de llantas o de mantenimiento de vehículos que se instale en la variante de Ibagué aprovechando el inmenso trafico de vehículos de carga? Creo que nada de eso se ha hecho.

Si es importante elegir mandatarios en lo local que entiendan la importancia de la competitividad en el progreso social, es imperativo elegir un presidente que lo haga. De todos los candidatos quien tiene la propuesta mas clara en esa área es Iván Duque, de hecho, uno de sus tres ejes centrales es el emprendimiento, que no puede tener éxito sin la competitividad. Duque esta comprometido con una gran agenda de competitividad que por su puesto incluye la rebaja de impuestos, la simplificación de tramites con la ventanilla única, los incentivos tributarios atados a la generación de empleo formal y las obras de infraestructura claves para la competitividad. Iván Duque como presidente seria un gran aliado en la concreción de una gran agenda de competitividad para el Tolima.

P.D.: Ojo con Fajardo, ya dijo que no bajaría ni un solo impuesto de los tantos que hay en Colombia

Comentarios