Necesitamos un mercado de capitales vigoroso

Una parte fundamental de la agenda económica en Colombia debe ser la profundización del mercado de capitales que es ni más ni menos el mecanismo que tiene una economía para asignar sus recursos.

El mercado de acciones es incipiente en Colombia si se compara con mercados desarrollados como el de Estados Unidos. El porcentaje del valor de todas las acciones colombianas de las 69 empresas listadas comparado con el PIB (índice de Buffet) es de 53% mientras que en Estados Unidos es de 145.8%.

Tener un mercado vigoroso de acciones es muy importante para la economía pues constituye una valiosa fuente de financiación para las empresas que pueden emitir su propio patrimonio al mercado para obtener recursos frescos. Pero al mismo tiempo es la manera más eficiente de democratizar la propiedad vía la inversión del ahorro de los trabajadores.

En Colombia hay 14.5 millones de afiliados a los fondos de pensiones que suman 243 billones en activos totales, y en el portafolio de inversión moderado, que es donde se concentran la mayor cantidad de los activos, la inversión promedio en acciones locales es del 18%, este número podría ser superior si tuviéramos un mercado accionario más grande, en Estados Unidos, por ejemplo, el promedio es del 60%.

La renta fija es el otro componente importante del mercado de capitales que le permite a las empresas obtener recursos de deuda sin necesidad de acudir a los bancos, sino acudiendo directamente al público que participa en el mercado.

Un ejemplo de las bondades de este mercado es Promigás, que colocó en el mercado 900 mil millones en bonos reduciendo el costo de su deuda de 7,67% a 5,92%, además de reemplazar su deuda de corto plazo de 1.6 años de vencimiento a deuda de 15.4 años.

Y por el lado de los inversionistas que adquirieron estos bonos, lograron mejorar significativamente el perfil de riesgo vs. retorno de sus ahorros con esta alternativa. Es evidentemente un ‘gana gana’ que hace crecer las economías.

Los derivados (opciones, futuros, swaps) son un complemento importante del mercado de capitales ya que son títulos sofisticados pero útiles para la economía porque permiten transferir riesgos de la economía real al mercado financiero, en lo que se denomina “cobertura”, ganando tanto las empresas porque transfieren su riesgo, como el mercado que tiene una clase de activo más para obtener rendimientos y diversificar sus inversiones.

Un estudio de McKinsey reveló que profundizar los mercados de capitales del Asia proveería US $800 billones de recursos frescos de financiación al año, lo cual aceleraría el crecimiento económico y sacaría a millones de personas de la pobreza.

Singapur es un caso de éxito que se debe emular: a finales de los años noventa se trazó la meta de ser el principal centro financiero del Asia, hoy su sueño se ha cumplido con creces pues es el tercer centro financiero del mundo después de Nueva York y Londres. ¿Cómo lo lograron? Con un conjunto de políticas fundamentales que incluían un marco regulatorio y estándares de reporte de las empresas que diera confianza al mercado, la creación de la institucionalidad adecuada, un esquema tributario estable con incentivos, un mercado abierto, y una infraestructura apropiada del mercado con la tecnología más avanzada.

Lamentablemente el único candidato que incluye en su programa de gobierno la profundización del mercado de capitales es Iván Duque. Ojalá en Colombia los políticos algún día se enteren de las cosas importantes y se ocupen de ellas.

Comentarios