No se quede callado, denuncie!!!!!

En reunión con el Gobernador del Departamento y los Gremios Económicos del Tolima, los Comandantes de la Sexta Brigada y del Departamento de Policía del Tolima, ratificaron lo expresado hace unos días en similar auditorio por el Comandante de la Policía Metropolitana de Ibagué: no se puede combatir ni la delincuencia común, ni la organizada, ni el terrorismo, sin el concurso de la población civil.

Las Fuerzas Militares y la Policía, tienen la obligación de velar por la seguridad y el bienestar de todos los colombianos, mediante la minimización de los riesgos y la mitigación de los impactos, pero esta tarea es casi imposible de realizar sin el acompañamiento de una ciudadanía alerta, que dé a conocer a las autoridades situaciones sospechosas y que tenga el coraje de denunciar la comisión de delitos para poder proceder a la judicialización de los desadaptados.

El aumento de fuerza fortalece sectores neurálgicos para la seguridad del departamento, como ha sucedido recientemente en zonas del Sur del Tolima y en el área metropolitana de Ibagué, pero la inteligencia para prevenir la comisión de hechos punibles debe ser apoyada por el ciudadano del común, que ayuda a prevenir hechos lamentables.


Por otra parte, según las palabras del coronel Mosquera, “la delincuencia es dinámica y a veces la autoridad estática”, ya que los procedimientos legales, la necesaria observancia de los más estrictos controles que buscan evitar excesos e injusticias, en muchos casos se convierten en el escudo de los antisociales que tienen que ser puestos en libertad, a pesar de que existe certeza sobre su responsabilidad en determinados hechos.


Basta escuchar por unos minutos los relatos de casos recientes en los cuales después de ocurridos actos de terrorismo en nuestra ciudad y poblaciones aledañas y de haber capturado a los culpables luego de un efectivo operativo, estos quedan en libertad por que se carece de denuncias previas y su captura por haber transcurrido horas desde la comisión del hecho no se considera flagrante.


Estas situaciones solamente pueden ser contrarrestadas con redes de apoyo, con una población que deje de lado la indiferencia y sobretodo, con la denuncia de los delitos por parte de las víctimas.


Con la ayuda de la ciudadanía, nuestra Policía y nuestras Fuerzas Armadas podrán ser, a pesar de la organización y el factor sorpresa que favorece a los terroristas, mucho más efectivas y los colombianos tendremos un territorio más seguro.


(*) Directora ADT

MARCELA MEÑACA SABOGAL (*)

Comentarios