Destino: El Magdalena

Qué bueno sería que Cundinamarca y Tolima se unieran para crear un destino al Magdalena y que las industrias de la gastronomía, la cultura, la música y la aventura pudieran posicionar su marca.

En reciente foro llevado a cabo en Melgar, denominado Turismo, factor de desarrollo e integración de los municipios ribereños del Magdalena de los departamentos de Tolima y Cundinamarca, en que se dieron cita las autoridades y los operadores de esta industria, involucrados en una posible y conveniente alianza, con que se busca fortalecer la oferta turística de la región, se pudo comprobar el interés que esta iniciativa ha despertado en los sectores públicos y privados de la zona.

Y es que no es para menos. La competitividad de este renglón de la economía, como bien lo comprueba el trabajo que se viene realizando en el Tolima, encabezado por los expertos en el tema Gustavo Adolfo Toro y Martha Cruz, que es acompañado por los gobiernos nacional y locales y los gremios relacionados con el mismo, gira alrededor del fortalecimiento que se dé a los atractivos turísticos con factores de soporte, producción y gestión.


Ello implica que es indispensable, además de contar con la existencia de sitios y actividades que inviten a los foráneos a visitar nuestra región, tener un plan compartido por todos, que permita el desarrollo de tareas encaminadas a lograr la satisfacción de los intereses de los turistas, en ambientes seguros, planificados y competitivos, que cuenten con una buena infraestructura, buena accesibilidad y, por sobre todo, con una población consiente de la importancia de ese viejo eslogan que reza: “Turista satisfecho trae más turistas”.


La ruta, que en algunos documentos se ha definido como la del agua y en otros como la del Magdalena, cobra mayor relevancia cuando de alianzas supradepartamentales se habla. Cundinamarca y Tolima están llamados por su vecindad y anhelos comunes, dentro del marco de la Constitución Política, la Ley de Ordenamiento Territorial y la nueva Ley de Regalías, a unir esfuerzos para encontrar puntos comunes que faciliten la conjunción de las visiones particulares de cada departamento, en búsqueda de la atracción de un mercado que vea satisfechas sus expectativas de descanso, recreo y aventura, en una oferta complementada entre unos y otros.


Durante el evento fue presentada la experiencia vallecaucana de Destino Paraíso, iniciativa que ha logrado, en poco tiempo, crear un modelo muy novedoso alrededor del turismo, mediante la asociación efectiva de los operadores, el impulso de obras de infraestructura públicas y privadas y el desarrollo de un verdadero producto intangible que se vende a nacionales y extranjeros y que cada día cobra más fuerza.


Qué bueno sería que Cundinamarca y Tolima se unieran para crear un destino al Magdalena y que las industrias de la gastronomía, la cultura, la música y la aventura pudieran posicionar su marca. Por fortuna nuestra región goza ya de un reconocimiento, que aunque no ha sido muy bien trabajado puede ser la base de un trabajo que daría inmediatos resultados en las economías locales.

(*) Directora Ejecutiva ADT

MARCELA MEÑACA SABOGAL (*)

Comentarios