Confidenciales políticos

La aplanadora de los partidos políticos que conforman la Unidad Nacional y que representan la mayoría parlamentaria en Senado y Cámara de Representantes y que como todos sabemos son el Partido de la U, Cambio Radical y el liberalismo, funcionó a la perfección la víspera de la Semana Santa para decir No en voz alta y en coro a la propuesta que les formulara el presidente del Congreso de la República, José David Name para sesionar el martes y miércoles santo.

Name quería ganar puntos de imagen pública convocando a las dos cámaras legislativas para que aceleraran la discusión de los Proyectos de Reforma de Equilibrio de poderes, de fuero Penal Militar y Cadena Perpetua para asesinos de niños.

Pero los voceros de esas bancada, así como hacen mayoría para aprobarle todo al gobierno Santos y cerrar filas a iniciativas del Centro Democrático, no le pararon ni cinco de bolas a Name y tildaron de absurda esa propuesta. Eso de trabajar en Semana Santa no se le había ocurrido a Presidente alguno, por lo tanto todos los parlamentarios se hicieron de oídos sordos y salieron presurosos para sus regiones a tomarse una semana entera de vacaciones.

Name todavía llora su desgracia porque sus colegas le hicieron perder un lindo papayaso para ganar prensa.

Corte Constitucional

Lo dije en El Nuevo Día el martes 24 de marzo en la columna Confidenciales Políticos: la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes no solamente debe investigar penalmente al magistrado Jorge Ignacio Pretelt, sino también al Fiscal General de la Nación, Eduardo Montealegre Lineth, por tráfico de Influencias. Al día siguiente el Director de la Red de Veedurías, el abogado Pablo Bustos, me dio la razón y corrió a presentar denuncia formal ante esa instancia congresional contra el alto funcionario. Y el pasado viernes el procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez se sacó el clavo de los ataques de que ha sido víctima por parte del fiscal Montealegre, diciendo socarronamente en la cumbre de alcaldes en Cartagena que en ese negro capítulo de la cúpula judicial, todos los implicados, incluido el Fiscal, deben ser investigados. “Varios funcionarios, varios magistrados de la Corte Constitucional y el Fiscal de la Nación deben investigarse, juzgarse y sancionarse y saber si son o no responsables”, expresó el jefe del Ministerio Público.

Ordóñez le metió diente a la reforma de Equilibrio de Poderes, argumentando que no está bien que el Presidente de la República siga ternando a los Magistrados que elige periódicamente el Senado de la República. Burlonamente aseveró: “Estoy de acuerdo con el presidente de la República, Juan Manuel Santos, en que se debe romper el cordón umbilical entre la política y la justicia porque los políticos no son los senadores, diputados y los concejales, el Presidente es un político y es el jefe de los políticos y si se quiere romper el cordón umbilical el Presidente no debe ternar a los magistrados de la Corte”.

Comentarios