Confidenciales Politicos

Un nuevo choque de trenes estalló esta semana en el Congreso de Colombia. El presidente del Senado, José David Name se fue lanza en ristre contra el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, porque, según él, lo tiene pidiendo limosna ante los entes gubernamentales a causa del retraso en el giro de partidas presupuestales necesarias para el funcionamiento de las Unidades Legislativas y para las transmisiones de televisión por el Canal institucional que han estado a punto de interrumpirse, pues no hay dinero para pagar personal técnico ni para cubrir las tarifas de los remotos.

Name, también está de pelea con el Vicepresidente de la República porque éste en alianza pública con los Char está apoyando un candidato distinto al que avala el Presidente del Senado. Es tal su rabia con Vargas Lleras que Name decía antes de la votación del Equilibrio de poderes que al Vicepresidente se le debería poner una inhabilidad de dos años para que éste no pudiera aspirar a este cargo de elección popular. Con Benedetti fueron entonces dos los senadores del Partido de la U que pedían la cabeza de Vargas Lleras.

En el Tolima

La senadora de Cambio Radical, Rosmary Martínez, estuvo esta semana ‘lenguaraz’ contra los rivales políticos de Mauricio Jaramillo. Cuando le pregunté si estaba firme con su candidatura, enseguida me ripostó, casi que con un grito: “firme hasta la muerte”.

¿Y por qué dicen que el exsenador Jaramillo ha contemplado la posibilidad de apartarse del evento electoral? “Esos son inventos de los corruptos de siempre, que pretenden tomarse ahora la Gobernación para seguir haciendo picardías”.

En Bogotá se afirma que la candidatura Jaramillo, en lugar de congelarse se calienta cada día más. En las últimas horas trascendió que su hermano Guillermo Alfonso dejó de pensar ya en hacer campaña para la alcaldía de Ibagué. ¿La razón?: La última encuesta de candidatos a suceder a Petro en el Palacio Liévano le oxigenó de nuevo su sueño de ser alcalde, pero de Bogotá, todo porque los candidatos que quería imponer Petro como Hollman Morris y María Mercedes Maldonado, aparecen con muy bajos puntos de favorabilidad en la Encuesta de Cifras y Conceptos. Petro dizque llamó a Guillermo Alfonso de urgencia a su despacho y le pidió que replanteara su decisión de abstenerse de participar en la contienda por el primer cargo de la Capital de la República. Otro candidato que sigue con su candidatura, viento en popa, es el politólogo Hugo Patarroyo Murillo, quien recibió por segunda vez las llaves de la Alianza Social Independiente, en reunión de delegados departamentales en El Espinal, justo en el preciso instante cuando un ‘Judas’ de apellido Cortés quiso vender por unas cuantas monedas a Patarroyo, pero los convencionistas Pablo Cáceres y Gloria Dávila, saltaron de una en su defensa. Cortés pidió no darle el aval a Patarroyo porque no era candidato independiente, sino Delgado Peñoncista. Ante estas acusaciones se armó la chichonera y se propuso votación abierta. Al final Patarroyo salió airoso con la adhesión de todos los delegados, casi setenta concejales y líderes de municipios. Después se supo que Cortés quería ver a Patarroyo fuera de la ASI para proponer la candidatura de Óscar Barreto, quien en reuniones privadas venía diciéndole a los miembros del Comité Departamental que con las investigaciones de la Fiscalía no iba a pasar nada, pues él ya lo tenía todo arreglado por lo alto.

Comentarios