Confidenciales políticos

Sorteada la carrera de obstáculos políticos, no cabe duda alguna, que la Cámara de Representantes en su sesión plenaria del próximo 2 de junio votará de forma mayoritaria la Reforma de Acto Legislativo de Equilibrio de Poderes.

El último rifirrafe más sonado de dicho trámite legislativo estuvo a cargo del ministro de la Presidencia, Superministro o Jefe de Gabinete, Néstor Humberto Martínez, y la parlamentaria de la Alianza Verde Angélica Lozano.

Antes de que se impartiera en la Comisión Primera de la Cámara el pupitrazo final al séptimo debate, el Ministro se soltó en lenguas contra la parlamentaria luego de que esta lo acusara de llevar la mermelada hasta la Corte Suprema de Justicia. Angélica puso a rodar el chisme de que Martínez había comprado la conciencia del Presidente de esa Corporación, el tolimense José Leonidas Bustos, para que no dijera más que ese Proyecto de Acto Legislativo no solucionaba en nada los problemas de la justicia colombiana.

Según Lozano, Martínez en un acto de magia hizo posible que Bustos y sus amigos no torpedearan más la propuesta de creación del Tribunal de Aforados que entra a reemplazar a la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes, disposición que en lo único que se diferencia del elefante blanco que ahora desaparece es en que en adelante ésta super-corte será conformada directamente por el Presidente de la República.

El Ministro, bastante ofendido en su amor propio, gritó encolerizado a la Representante que lo había calumniado, le dijo también que tenía “rabo de paja y la reto a que renunciara a su curul.

“Con el honor de un servidor público no se juega. Usted, representante, dijo que yo venía como un malandrín enviado por las cortes y buscando un puesto para el Fiscal. Yo la reto a que si eso es cierto, yo renuncio, y si no, que sea usted quien presente la renuncia”.

Ante esta arremetida, la representante Lozano replicó al alto funcionario que no se iba a dejar intimidar.

“Yo no tengo rabo de paja y por eso con pruebas desbaraté el negocio de Néstor Humberto Martínez con el Presidente de la Corte Suprema de Justicia. En el Congreso no nos vamos a dejar arrodillar ni asustar durante el último debate”, indicó Lozano.

Rabo de paja fue el que le encontró esta misma semana el director de la Red de Veedurías Ciudadanas, Pablo Bustos, al controvertido Proyecto de Reforma de Equilibrio de Poderes.

Este jurisconsulto, experto en tumbar leyes de la República y atajar micos, demandó todo el articulado porque dice que todos los congresistas que lo votaron vienen siendo investigados, luego se constituyen en juez y parte y a esto se llama Conflicto de Intereses. Por lo tanto presentó demanda de recusación contra 76 senadores y representantes que afrontan procesos ante la Corte Suprema de Justicia. Ese abultado grupo está señalado de para política, corrupción, constreñimiento electoral.

Según indicó Bustos, esas investigaciones son causal de recusación, ya que habría un conflicto de intereses en los parlamentarios a la hora de votar la reforma. Sostuvo que esos congresistas tenían que declararse impedidos para participar en el debate y no podían votar el proyecto de Equilibrio de Poderes, particularmente en lo que se refiere al componente de justicia.

Bustos explicó que en ese tema se aprobó un artículo que modifica el método de juzgamiento de los magistrados que llevan las investigaciones de los congresistas. Las recusaciones fueron presentadas ante el presidente del Senado, José David Name, y el presidente de la Comisión de de Ética del Senado, Hernando Pedraza.

Bustos pidió que de inmediato se dé trámite, se decreten y practiquen pruebas y se falle estimatoriamente de fondo la recusación. Si todo anda tan rápido como lo pide el demandante, este proyecto de Reforma paralizaría la votación del 2 de junio, pues en lugar de aprobar el proyecto, los parlamentarios tendrían que pedir ese día se vote su impedimento por separado.

Entre los senadores y representantes recusados aparecen los más importantes congresistas de diversos partidos políticos: Álvaro Uribe Vélez, Horacio Serpa Uribe, José Obdulio Gaviria, María del Rosario Guerra, Antonio Guerra, Antonio Navarro, José David Name, Claudia López, Juan Manuel Galán e Iván Cepeda Castro.

Comentarios